La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El PDeCAT retira la enmienda de las indemnizaciones a los concesionarios para que Faconauto y Anfac pacten "en unos meses"
EspañaGeneral

El PDeCAT retira la enmienda de las indemnizaciones a los concesionarios para que Faconauto y Anfac pacten "en unos meses"

El PDeCAT, el autor de la enmienda al Proyecto de Ley de creación y crecimiento de empresas para que los concesionarios reciban una indemnización, en caso de cancelación del contrato, ha retirado el texto horas antes de su votación. No obstante, no se elimina sine die, sino que «darán unos cuantos meses para que Faconauto y Anfac lleguen a acuerdos». En caso de que no sea así podrían volver a presentarla.

Enmienda indemnizaciones concesionarios
Pleno del Congreso de los Diputados.

El PDeCAT, el partido autor de la enmienda al Proyecto de Ley de creación y crecimiento de empresas para que los concesionarios reciban una indemnización, en caso de cancelación del contrato, ha retirado el texto horas antes de su votación, según ha informado el diputado Ferran Bel i Accesi en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

Bel i Accesi ha aclarado que, aunque «no quieren dar un plazo específico», no se elimina sine die, sino que «darán unos cuantos meses para que Faconauto y Anfac lleguen a acuerdos, ya que lo que los actores económicos opinen es muy relevante». En este sentido, ha defendido que alcanzar «posiciones conjuntas es mucho es mejor a que actuemos desde la actividad legislativa», aunque ha matizado que esos ententes, a veces deben ser sustentados en normativas.

No obstante, ha avisado de que «en caso de que en los próximos meses no se concretase y no hubiera ningún avance en cuanto a afrontar los retos que se presentan en el mundo de la distribución del automóvil, el Partit Demòcrata se reserva la posibilidad de volver a presentar estas enmiendas u otras de carácter similar», pero que esperan que las que se realicen «sean frutos de acuerdos» entre los operadores.

El diputado por Tarragona ha recordado que la situación del automóvil es «difícil, que se está perpetuando a lo largo de los últimos años, y que lo que se pretendía era afrontar una regulación para un sector muy importante tanto en el ámbito de la fabricación como, especialmente, en el de la distribución», para que «todo el mundo pueda tener seguridad jurídica».

Sin embargo ha subrayado que, tras hablar con «los dos grandes actores del sector de la distribución Faconauto y fabricantes de Anfac, hemos llegado a un acuerdo de retirar la enmienda aunque sea a lo largo de unos meses a efectos de que las dos entidades puedan sentarse y afrontar los retos conjuntos que tienen para que lleguen a acuerdos».

Hoy a las cuatro de la tarde tiene previsto votarse, en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso de los Diputados, el informe del Proyecto de Ley de creación y crecimiento de empresas en el cual no estaban incluidas, al no contar con el consenso de los ponentes, la enmienda 137 y 138, referente a la compensación a las concesiones en caso de que se extinguiera el contrato.

Sin embargo, después de que se ratificara el documento, se van a votar las enmiendas —ya no se incluirán las que tienen relación con los distribuidores de automoción—, para constituir el dictamen (el informe más las adendas) que se refrendará en el pleno del Congreso más adelante para continuar su trámite legislativo en el Senado.

Así era la enmienda para las  indemnizaciones a los concesionarios

Esta aportación la presentó el PDeCAT el pasado 27 de abril en la Ley de Creación y Crecimiento de Empresas —más conocida como la ley Crea y Crece—, el último día que se admitían propuestas. En esta, se reconoce el derecho de los concesionarios a recibir una indemnización en caso de ser cesados por parte del fabricante. Según matizó el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, en una entrevista con este medio, se trataba de una regulación de mínimos.

En el texto registrado por el grupo catalán se recoge que el distribuidor o agente tendría derecho a una retribución si la rescisión del contrato era decidida «unilateralmente por el empresario, concurra justa causa o no» y esta se calcularía en base al «margen medio anual obtenido en los últimos cinco años», y no podría ser inferior, «en ningún caso, al 5% del volumen de las ventas anuales del último ejercicio».

Si la vinculación la finaliza el constructor, «el agente o concesionario tendría derecho a una indemnización por daños y perjuicios», entre los que comprendería «el importe correspondiente al valor de las inversiones específicas impuestas (…) no amortizadas», así como «la indemnización del personal laboral del que haya tenido que prescindir». Y, también, tendrían lugar los pagos, si la relación empresarial se extingue de mutuo acuerdo entre las partes o por el vencimiento del plazo.

Mientras que Faconauto ha reaccionado con una nota de prensa en la que valoraba la retirada del documento con la esperanza de que se inicie «un proceso de diálogo con Anfac para buscar puntos equilibrados», fuentes de la asociación de fabricantes han manifestado a La Tribuna de Automoción su intención de conversar sobre el futuro del sector, al igual que hacen con otras organizaciones, sin entrar a negociar los aspectos que se recogían en la enmienda.

Anfac recalca que no hay ningún compromiso para negociar los puntos de la enmienda

En una nota de prensa posterior, los constructores han recalcado que la eliminación del documento «no ha supuesto ningún compromiso, ni por parte de fabricantes ni concesionarios, para negociar los puntos expuestos en el texto retirado». En cambio, la nueva situación «permite volver a un espacio de diálogo con Faconauto para hablar y debatir sobre el futuro de la automoción, siempre dentro de un marco de consenso, colaboración y lealtad mutua».

Asimismo, considera que «la regulación que existe en la actualidad, al igual que en la mayoría de los países europeos, es suficiente y recoge de manera expresa la posibilidad de que se reconozca el derecho a indemnización en casos de conflicto». Además, ha remarcado que el proceso de transformación de la automoción se está realizando «con negociaciones sensatas, que están desembocando en acuerdos equilibrados entre marcas y redes».

El director general de Anfac, José López-Tafall, ha remarcado que «la distribución es una parte clave del sector y es una nuestra prioridad, como hemos hecho siempre, trabajar juntos y construir propuestas de futuro que favorezcan a todos los actores del sector».

Otros intentos de regular indemnizaciones a los distribuidores

No es la primera vez que, desde el Parlamento, se intenta generar una legislación que otorgue a los concesionarios oficiales una retribución en caso de ser cesados. Ya se hizo con la 16ª enmienda de la Ley de Economía Sostenible 2/2011, del 15 de febrero de 2011, que obtuvo el apoyo del Congreso, aunque, posteriormente, se dejó sin efecto por presiones de los fabricantes.

Para dar salida a la crisis que se generó en el sector —los constructores previeron un cierre de fábricas en España de salir adelante la normativa tal y como fue aprobada—, el entonces Ejecutivo socialista anunció que elaboraría una Ley de Distribución consensuada y mientras tanto se creó un Comité de Diálogo con el fin de que fabricantes y distribuidores desarrollaran un Código de Buenas Prácticas que fuera del agrado de ambas partes.

Sin embargo, este foro acabó en fracaso, con Faconauto decidiendo no participar en más encuentros ante la negativa de Anfac de pactar. Asimismo,  su primer presidente, Jorge Viera, dimitió al ver falta de avances en el organismo —desde la patronal de marcas se escudaban en que estas negociaciones podrían ir en contra de las leyes de Competencia—.

No fue este el único intento de reglamentar la relación entre constructores y distribuidores oficiales. En 2013, se incluyó la normativa en la tramitación de la Ley del Código Mercantil, pero desapareció el capítulo entero cuando llegó al debate.

Dependencia económica

En la entrevista concedida a La Tribuna de Automoción en el número 624, Pérez aclaraba la desigual relación entre marcas y vendedores: «Partimos de unos contratos de adhesión, donde la gran mayoría de las cláusulas las fija el fabricante y solo se pueden negociar aspectos menores. Tenemos una relación de dependencia económica, porque el 100% de los ingresos nos los generan ellos, no pudiendo optar por líneas de negocio adicionales».

Y apuntaba sobre la necesidad de aprobar las indemnizaciones en un momento en el que un grupo como Stellantis tiene toda su red con preaviso de cancelación y sin los nuevos contratos, cuando estos deberían entrar en vigor el 1 de junio del próximo año.

Por su parte, las de Renault y Mercedes-Benz, sí han suscrito la nueva vinculación. A estas, pronto se sumarán las de BMW y las de Ford, que han anunciado su cambio al modelo de agencia.

Por ello, el presidente de Faconauto aseveraba que «tenemos claro que apuestan por el modelo Tesla, en el cual no hay o se quiere el menor número de intermediarios. Necesitamos, por tanto, alguna defensa para el futuro ante las posibles reestructuraciones de redes que se lleven a cabo. Así, hemos apostado por recurrir a los partidos y el PDeCAT ha demostrado mucha sensibilidad introduciendo la enmienda para que las concesiones no acaben arruinadas, que es lo que va a ocurrir con las cancelaciones que se están produciendo».

Por último, añadió que «mediante las indemnizaciones que se han planteado, nos aseguramos de que los trabajadores que se queden en la calle las cobren en tiempo y forma y que el empresario pueda mantener su empresa para dedicarla a otra actividad por medio de indemnizarle el fondo de comercio, que se cubrirá con otro operador, y las inversiones no amortizadas que le obligaron a acometer. Esto último va a hacer que los fabricantes sean muy rigurosos a la hora de pedir desembolsos».

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.