La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » López-Tafall (Anfac): «La urgencia climática no ha llegado al Ministerio de Hacienda»
EspañaGeneral

López-Tafall (Anfac): «La urgencia climática no ha llegado al Ministerio de Hacienda»

El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Vehículos (Anfac) ha criticado que el Gobierno es muy ambicioso respaldando los objetivos de descarbonización de la UE, pero no aplica luego la misma intensidad a la hora de aprobar políticas públicas de apoyo que permitan alcanzarlos. Así, destaca que el resultado es que «España se está quedando en el furgón de cola entre los países europeos» en electromovilidad «y lejos de Alemania o Francia con quien queremos competir».

Coche autónomo Anfac
Archivo. El director general de Anfac, José López-Tafall, en una rueda de prensa.

El director general de Anfac, José López-Tafall, ha sido muy crítico con la gestión del Gobierno para abordar el reto de la electrificación en España, porque, si bien «apoyó en la Unión Europea que se implemente una aceleración» de la transformación fijando el fin de los modelos térmicos en 2035, «no está aplicando el mismo grado de intensidad en la adopción de medidas públicas» de ayuda, por lo que el resultado es que el país «se está quedando en el furgón de cola» entre los estados miembros «y lejos de Alemania o Francia con quienes se quiere competir».

En un encuentro con prensa para hacer balance del ejercicio, el representante de los fabricantes de vehículos lamentó que, ante las numerosas propuestas que ha hecho el sector, centrando el foco en «mejorar la eficiencia y eficacia de los planes de demanda, como el Moves, priorizar la red de carga en ámbitos urbanos e interurbanos y en darle la vuelta al modelo fiscal», el Ejecutivo siempre demuestra «mucha receptividad» a la hora de escucharlas, pero, por el contrario, «muy baja» para ponerlas en marcha. «No es problema de voluntad, sino de ejecución», destacó.

«En la revisión del Moves 3 no ha habido ninguna medida este año, en cuanto a la infraestructura de recarga seguimos esperando resultados del grupo de trabajo que se anunció en septiembre, se convocó el 15 de junio y a mediados de diciembre todavía no ha habido novedad alguna —el próximo 20 está convocado otro encuentro— [...]», mientras que en materia impositiva «conseguimos que los partidos presentaran enmiendas a los Presupuestos Generales y han sido todas vetadas salvo la amortización anticipada de la inversión de coches electrificados en el Impuesto de Sociedades», expuso el directivo, que precisó que esta última iniciativa «no supone coste fiscal» alguno para el erario.

Sobre el apartado tributario, subrayó que, a pesar de que «España fue de los primeros en declarar la emergencia climática —se hizo en un Consejo de Ministros el 21 de enero de 2020, después de que el Parlamento Europeo lo plasmó el 28 de noviembre de 2019—, esa urgencia no ha llegado al Ministerio de Hacienda». «No hay que inventar nada, basta con copiar a los franceses, alemanes o portugueses», unos destinos que han inspirado el plan 1+12 de medidas fiscales que presentó la patronal al Gobierno.

«Somos los únicos que nos estamos tomando en serio la electrificación»

Frente a la gestión gubernamental, que implica una velocidad «al trantrán que no vale», López-Tafall declaró que «desde la oferta [las marcas] se ha respondido al reto» de la aceleración de la electrificación lanzando «cerca de 200 modelos electrificados al mercado y habiendo contruido directamente o a través de sociedades participadas ocho de cada diez puntos de carga». «Somos los que estamos empujando, los únicos que nos estamos tomando en serio el proceso. La realidad es que estamos crecientemente preocupados, porque no vemos los ritmos necesarios en el resto del ecosistema para consolidar a España como un hub de electromovilidad», puntualizó.

En este sentido, comentó que cada día que pasa se va recortando «el grado de optimismo» que tenía la asociación cuando presentó su Plan de Automoción 2020-40 hace tres años para abordar la transformación tecnológica del sector y en el que se calculó que nuestro país «puede aumentar hasta un 50% la facturación» vinculada con el sector del motor si se implementan una serie de propuestas. «Si no lo hacemos, entraremos en una dinámica destructiva de empleo», advirtió.

De cara a 2023, «aun siendo un año electoral», el director general de Anfac indicó que seguirán trabajando para que «se pueda resolver» la ausencia de políticas públicas para impulsar la movilidad electrificada y apostó por que se adopte, entre otras cuestiones, «una nueva visión industrial y se dé un salto en vehículo autónomo para que se apruebe una normativa para la circulación con nivel 4 —«la DGT se ha comprometido»—.

Previsión de ventas y producción

Por otro lado, el representante de los constructores dedicó parte de su intervención a analizar la situación del mercado automovilístico y de la producción en España. «Ha sido un año especialmente complicado y exigente. Empezamos con una previsión de que sería el momento de volver a la normalidad, pero nos duró dos meses hasta que estalló la guerra en Ucrania y vimos que la crisis de los chips no se resolvía, sino que incluso se acentuaba en la primera parte del ejercicio», afirmó, destacando como factores negativos del conflicto bélico la subida de los precios de la energía, el agravamiento del suministro de ciertos componentes y la incertidumbre económica.

Para el cierre del presente curso, sostuvo que se matricularán en torno a 830.000 turismos, lo que supondrá una caída de cerca del 3% sobre 2021 y consolidar tres ejercicios en rojo frente a los números preCovid cosechando un retroceso del 34% respecto a 2019. El signo recesivo también se verá en los comerciales ligeros, que finalizarán con unas 118.000 unidades, un 22% menos. Por el contrario, en el segmento de industriales, a pesar de no alcanzar todavía los niveles prepandemia, aumentarán sus ventas un 11%, hasta 23.100, mientras que los autobuses y microbuses lo harán un 20%, hasta 2.360.

Poniendo el foco en el año próximo, señaló que la estimación que manejan en estos momentos, considerando un contexto socioeconómico desfavorable, es que se alcancen más de 900.000 automóviles.

En cuanto a la fabricación, los cálculos de Anfac la sitúan al término de diciembre en alrededor de 2,2 millones, es decir se logrará «un ligero aumento» sobre los 2,1 millones registrados en 2021. Mientras que para 2023, no se contempla «volver a la normalidad» por la persistencia de la escasez de semiconductores, sostuvo López-Tafall, quien confió que la recuperación llegue en 2024.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.