La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Volkswagen promete reducir el tiempo de desarrollo de sus vehículos en un 25%
Ecoauto General Internacional

Volkswagen promete reducir el tiempo de desarrollo de sus vehículos en un 25%

La compañía alemana reorganizará su área de Desarrollo Técnico de cara a alcanzar ese objetivo y optimizar el plazo de producción hasta las 10 horas por automóvil. Para ello, invertirá en la formación de sus empleados, enfocándose en el entorno digital.

Volkswagen promete reducir el tiempo de desarrollo de sus vehículos en un 25%
El conglomerado invertirá en formar empleados para el nuevo contexto.

Volkswagen anuncia una reforma estructural de su departamento de Desarrollo Técnico para adaptarlo a las necesidades de mercado actuales, de carácter interdisciplinar, más enfocado en el software y con las necesidades del cliente en primer plano. En consecuencia, estiman que el tiempo para desarrollar cada vehículo se reducirá un 25%, pasando de los 54 meses actuales a 40.

El nuevo proceso prestará mayor atención a las funcionalidades de cada modelo, y no tanta a sus componentes. La llegada de la era digital y el aumento de la conectividad motiva este cambio de concepción de lo que es un automóvil, que, a ojos de la firma alemana, “debe considerarse un sistema más en el ecosistema completo del cliente y comunicarse sin problemas con todos los sistemas externos”.

En consecuencia, los expertos marcarán desde las fases más tempranas los requisitos que se requieran, para que todos los componentes y sistemas estén configurados inicialmente acorde a esas necesidades. Esto, unido a una perspectiva dinámica del trabajo, será la clave para rebajar los plazos de desarrollo de un vehículo en un cuarto, hasta los 40 meses. Además, la producción será igualmente optimizada hasta alcanzar las 10 horas por unidad.

“Si el automóvil se está convirtiendo cada vez más en un producto de software impulsado eléctricamente, su desarrollo también debe evolucionar en todas las dimensiones,” explica en la nota de prensa el responsable de Desarrollo Técnico del Comité Ejecutivo de la marca alemana, Thomas Ulbrich.

El rediseño de esta área tiene como meta fijar los cimientos para el plan de futuro de la corporación, que no es otro que ofrecer un vehículo eléctrico perfectamente integrado en el entorno digital. El proyecto Trinity, para fabricar un sedán cero emisiones a partir de 2026, fusionará las actuales plataformas MEB y PPE en una única de sistemas escalables (SSP), que será la base de todas las marcas y modelos del grupo. Esta arquitectura permitirá alcanzar el nivel 4 de conducción autónoma.

Enfoque en la formación

La reestructuración también requiere que los empleados aprendan métodos de trabajo y competencias adaptadas a ella. Es por eso que Volkswagen pondrá en marcha planes de formación específicos que ayuden a su personal a cualificarse para este contexto.

El conglomerado se fija el objetivo de que, antes de 2030, un total de 4.000 trabajadores se reciclen para titularse en nuevos perfiles laborales y entre 6.000 y 8.000 amplíen sus conocimientos actuales a través de cursos específicos.

Adicionalmente, la marca invertirá en los próximos cinco años un total de 800 millones de euros en el Campus Sandkamp, un proyecto con sede en Wolfsburgo y capacidad para 4.000 personas que dará lugar a dos divisiones claves para la transformación. Por un lado, una casa de proyectos en la que diseñar la experiencia de usuario, la gama de modelos o la estrategia de productos. Por otro, un centro de integración que trabajará en la coordinación de los diferentes departamentos del grupo, buscando una toma de decisiones veloz y eficaz.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.