La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La producción de vehículos cae un 7,3% en 2021
España Fábricas General

La producción de vehículos cae un 7,3% en 2021

Las factorías españolas de automoción, afectadas por la falta de chips, han encadenado este año su segunda caída consecutiva, al ensamblar un volumen de 2.102.741 coches, que representa un descenso del 7,3%. Entre los centros productivos, seis han logrado mejorar sus estadísticas sobre un 2020 marcado por el coronavirus.

Stellantis Madrid producción
Interior de la fábrica de Stellantis Madrid, en la que se produce el Citroën C4 y el ë-C4.

La producción de vehículos en España va a finalizar 2021 con retroceso interanual del 7,29%, después de que las 12 factorías de montaje operativas hayan contabilizado un volumen de 2.102.741 unidades, según los cálculos realizados por La Tribuna de Automoción a partir de los datos facilitados por diferentes fuentes del sector.

Con esta cifra, la industria de automoción registra su segunda caída anual consecutiva, una vez que en 2020, a causa de la irrupción de la pandemia del coronavirus --las plantas llegaron a estar paradas en torno a dos meses tras la declaración del estado de alarma--, los centros de trabajo disminuyeran su actividad un 19,6%, hasta los 2.268.185 coches, según las estadísticas de Anfac. Este par de resultados recesivos son los peores desde 2013, cuando se cerró el ejercicio con un total de 2.166.890 siluetas.

En el desenlace del presente curso, el motivo que ha conducido a las fábricas a repetir los números rojos ha sido la crisis de aprovisionamiento de chips, que se acentuó a partir de marzo y ha estado causando multitud de paradas en las instalaciones productivas a lo largo de todos los meses. Un problema que va a seguir impactando en 2022, todavía de manera muy notable, al menos durante el primer semestre. Sin embargo, ya hay voces que señalan que la disponibilidad de semiconductores para el sector del auto podría no recuperar los niveles previos a la Covid-19 hasta 2024, lo que dibuja un escenario de dos años con desajustes de suministro, aunque eso sí serían más livianos, según aseveran fuentes sectoriales a esta publicación.

Hasta la fecha, la asociación española de constructores ha notificado que las factorías acumulan una caída en las 11 primeras mensualidades del 5,8%, con 1.950.729 vehículos. Es decir, diciembre podría terminar con un volumen cercano a los 152.000, lo que representaría un fuerte retroceso del 22,8% frente a las 196.817 unidades del mismo periodo de 2020. A raíz de esta fabricación, nuestro país ha acabado el año como novena potencia industrial del mundo, siendo superada por Brasil, que había perdido el ejercicio precedente esa plaza en beneficio de España.

Seis centros, mejor

Al cierre de 2021, han conseguido incrementar la fabricación seis factorías. Concretamente, y por orden de mayor importancia en volumen, han sido las de Seat Martorell (388.000 coches y un +10,6%), Mercedes Vitoria (126.500 y +0,8%), Stellantis Madrid (76.000 y 172,7%), Iveco Valladolid (29.690 y +47,7%), Nissan Barcelona, que ha finalizado ya sus operaciones (26.471 y 58,6%), e Iveco Madrid (26.466 y 57,5%).

Casi repitiendo guarismos se ha colocado Stellantis Vigo, que podría haber perdido apenas tres décimas sobre 2020, al sumar aproximadamente 497.000 unidades. Eso sí, esta fábrica fue la única que logró crecer el año pasado, alcanzando, con 498.600, su segunda mejor cifra histórica después del récord de 2007 de 547.082 siluetas.

Con unos descensos más abultados se situaron las cinco plantas restantes: Stellantis Zaragoza (320.000 y -18,2%), Volkswagen Navarra (221.000 y -8,9%), Ford Almussafes (166.610 y -29,2%) Renault Valladolid (150.000 y -22,6%) y Renault Palencia (75.000 y -49,6%).

En el próximo número de La Tribuna de Automoción de la primera quincena de enero se publicará un informe extenso con datos más concretos de cada una de las fábricas en España. Lo podrás comprar en nuestra tienda digital.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.