La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Los paros de los portavehículos dejan los puertos con escasa actividad y empiezan a afectar a los concesionarios
Concesionarios y talleresEspañaFábricas

Los paros de los portavehículos dejan los puertos con escasa actividad y empiezan a afectar a los concesionarios

La asociación de transportistas convocante, Transportave, señala que el seguimiento de las paradas desde el 7 de marzo es "masivo", de más del 80% de la flota de camiones en España. La inactividad de los portavehículos, unida a los piquetes que se están produciendo, está afectando ya de manera sustancial a los puertos, donde hay escasos movimientos de coches. Asimismo, el impacto se está empezando a notar en las entregas de pedidos que tienen los concesionarios. Hasta ahora, las negociaciones emprendidas por los operadores logísticos para desactivar las movilizaciones han resultado fallidas.

Los paros de los portavehículos dejan los puertos con escasa actividad y empiezan a afectar a los concesionarios
Archivo. Instalaciones del puerto de Tarragona.

Los paros indefinidos convocados desde el 7 de marzo por la asociación de transportistas portavehículos Transportave, que representa a cerca de 400 pymes, micropymes y autónomos que suman 1.500 camiones —en torno a un 45% del total que operan en España—, ya están empezando a tener un impacto relevante en el sector de automoción, principalmente en los puertos, donde "apenas hay actividad de carga y descarga de coches en estos momentos", según ha podido saber La Tribuna de Automoción de fuentes de los grandes operadores logísticos.

Aparte de que, como apuntan los convocantes, el seguimiento de las paradas está siendo "masivo", con "más de un 80% del total de la flota", la acción de piquetes se intensificó desde ayer y es creciente, de acuerdo con la patronal de empresas de transporte CETM Portavehículos —integra a las grandes compañías de logística—, que notifica que se está impidiendo en mayor medida realizar los portes en los recintos portuarios de Sagunto, Tarragona y Valencia.

En las fábricas de vehículos, hasta ahora, la afectación no está siendo tan elevada y se están produciendo movimientos de automóviles, aunque "en menor medida", según fuentes de los operadores, que señalan que en la situación actual hay que tener en cuenta que las plantas están trabajando con volúmenes más reducidos por la escasez de chips y la repercusión de la invasión de Ucrania por Rusia —incluso hay centros que no están fabricando, como por ejemplo hoy los de Renault Valladolid y Stellantis Vigo—. A ello habría que añadir que en ciertas instalaciones se transportan los modelos ensamblados por tren, una actividad que está funcionando.

La Tribuna de Automoción ha contactado con los fabricantes para conocer la realidad actual y en los casos de Seat, VW Navarra, Stellantis Zaragoza e Iveco han respondido que se está trabajando con relativa normalidad sin ningún impacto relevante en el movimiento de los coches, aunque, en algún caso, admiten que hay menos disponibilidad de portavehículos.

Ante le posibilidad de que se hiciesen efectivos los paros, que se anunciaron el 19 de febrero para ser validados en una asamblea extraordinaria de Transportave el pasado 26, las compañías de logística y transporte buscaron anticipar los portes lo más posible, lo que ha hecho que en los primeros días de la convocatoria la repercusión esté siendo más moderada.

Las marcas ya avisan de retrasos en las entregas de coches

En cuanto a la incidencia en las redes de distribución, todavía no ha sido significativa, pero empieza a afectar en las entregas de los coches a los puntos de venta, según ha comprobado esta publicación en numerosos contactos con empresas del ramo. En esta parte de la cadena de valor de la industria de automoción, no se ha estado notando mucho hasta ahora el paro, principalmente porque los operadores logísticos, en general, trabajan para dar servicio a los vendedores con flota propia de portavehículos o con compañías de transporte subcontratadas que tienen sus camiones y no están secundando las movilizaciones.

No obstante, ayer alguno de los grupos automovilísticos con mayor penetración en España remitió una comunicación a sus concesiones indicando que sí está habiendo "una incidencia importante en la carga", debido a que a los autónomos y pymes que están parados se ha sumado el hecho de que ciertas empresas, que no apoyan la convocatoria, no han salido a trabajar por temor a represalias.

camión portavehículos Transportave paros indefinidos
Camión portavehículos.

Una realidad que ha contrastado este medio. Fuentes de la distribución explican que "pinta mal" la evolución de los acontecimientos y que entre este martes y hoy, en el caso de sus concesiones, "apenas ha habido movimiento de automóviles". Otras fuentes, por su parte, comentan que se están ralentizando las entregas, hasta el punto de que, por ejemplo, de ocho coches que se facturaron el lunes de la semana pasada y ya tenían orden de envío solo se han recibido la mitad sin que les hayan comunicado fecha para los restantes.

Así, algún distribuidor ha reportado que desde el lunes la llegada de vehículos ha estado «bajo mínimos» y esperan que la situación se recrudezca de «mañana en adelante», cuando el «paro será casi total». Por ello, a título individual, piden que lleguen a acuerdos para no tener que demorar más las entregas a los clientes finales que ya están sufriendo esperas «exageradas».

Otros incluso se muestran más preocupados al destacar que de ocho marcas que están establecidas en la zona solo el concesionario Hyundai ha recibido unidades en los últimos tres días.

CETM y Anfac solicitan protección para los portavehículos que no secundan los paros

Más allá del seguimiento mayoritario que están teniendo los paros entre las pequeñas y medianas empresas y autónomos representados por Transportave, una de las mayores preocupaciones es cómo puede afectar la presión de los piquetes a los camiones de las empresas asociadas en CETM Portavehículos —u otras compañías independientes—, que no han secundado la movilización. En España, en torno a un 85% de la flota es subcontratada a pymes y trabajadores por cuenta propia por solo un 15% que es propiedad de los operadores de transporte y logística.

Según ha podido saber esta publicación de fuentes del sector, la confederación ha remitido una misiva al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en la que solicitan mayor protección, ante el temor de un posible incremento de la violencia, cuyos primeros signos ya se vieron ayer en varios puertos de la costa mediterránea.

Estas mismas fuentes han señalado que Anfac, que está manteniendo reuniones diarias con sus socios para informar sobre la evolución de la situación, también ha solicitado al gabinete de la ministra Raquel Sánchez, a Interior e Industria más seguridad en las operaciones, a la vez que han advertido del impacto que puede tener este nuevo contratiempo en un sector ya golpeado por la pandemia y la crisis de los semiconductores.

Condiciones "ridículas" en las negociaciones

Para evitar la parada de actividad, antes de que esta arrancara, el único operador logístico que contactó con Transportave fue Bergé-Gefco, celebrándose una reunión el 3 de marzo y en los días posteriores varias llamadas telefónicas. Desde la empresa se pidió tiempo para que se analizara el real decreto-ley que publicó el Gobierno el 2 en el BOE con el contenido del acuerdo con el sector del transporte de diciembre, que sirvió para frenar una huelga en fechas navideñas. Uno de los puntos es la obligatoriedad de aplicar una cláusula de revisión del precio del gasóleo en los contratos, que los convocantes consideran que es insuficiente para resolver su crítica situación en la que están operando sin cubrir costes de explotación.

Los transportistas portavehículos convocan huelga indefinida desde el 7 de marzo
Asamblea extraordinaria de Transportave en la que se decidió convocar la huelga patronal indefinida del sector de los portavehículos.

La compañía logística, que no cuenta con flota propia de camiones y que indica a este medio que el seguimiento del paro entre sus proveedores es del 30%, ha ingresado ya a los portavehículos con los que trabaja un plus de 2 céntimos de euro por kilómetro por los trayectos realizados en febrero y está dispuesto a, si se suspenden las paradas, ofrecer otros tres adicionales —se abonarían 5 céntimos más por km desde marzo—, según fuentes de Transportave, que consideran "ridícula la oferta", porque no sirve ni de lejos para que puedan acabar con las pérdidas.

Al margen de estas conversaciones, la asociación convocante informa de que en los últimos días la mayoría de los operadores ha contactado con sus transportistas subcontratados a título individual y les han propuesto, de media, un alza de la retribución por carburante de entre el 3% y el 4%, incluso en algunos casos aplicándola de manera retroactiva desde el pasado mes. Un planteamiento que habría sido "rechazado".

La organización del transporte insiste en que no vale únicamente con introducir la cláusula de revisión del combustible que se recoge en la ley —hay operadores, como Grupo CAT, que dicen que la incluyen desde hace años—, toda vez que las tarifas de sus asociados no han subido desde 2012 y no les han repercutido un 20% de IPC acumulado desde entonces. Precisamente, ese porcentaje es el mínimo que pide para que se actualicen las tarifas que cobran, adicionalmente a que se ajusten en cada momento los pagos por llenar los depósitos de los camiones.

Paro de todo el transporte a partir de la noche del domingo al lunes 14

La situación de tensión se podría agravar próximamente porque la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional ha convocado también una huelga patronal indefinida a partir del 14 de marzo a las 00.00 horas, que afecta a "todo tipo de transporte y de toda clase de ámbito".

A pesar de que el 17 de diciembre el Ministerio de Transportes llegó a un «acuerdo histórico», que incluía 20 medidas, con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para evitar la convocatoria fijada para el 20, 21 y el 22 de ese mismo mes, la Plataforma se ha desmarcado de este pacto al entender que "el 90% de las empresas pequeñas y medianas nos encontramos en una situación económica de quiebra total".

Para evitar la movilización, esta asociación ha pedido "a los Ministerios competentes que se sienten a negociar y que alcancen acuerdos que sean publicados en el BOE".

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.