La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Wallbox Zona Franca contará con una capacidad productiva de un millón de unidades en 2025
España

Wallbox inaugura su segunda factoría en España, que contará con una capacidad productiva de un millón de unidades en 2025

Wallbox, compañía española que fabrica puntos de carga para vehículo eléctrico, ha inaugurado su segunda factoría en nuestro país, en Zona Franca (Barcelona), un centro que contará con una capacidad productiva de un millón de unidades en 2025 y se une a la vecina de Sant Andreu en la que se fundó la compañía en 2015. Al acto acudieron personalidades como la ministra de Industria, el presidente de la Generalitat de Cataluña, la alcaldesa de Barcelona o el presidente de Iberdrola.

Acto de inauguración de la fábrica de Wallbox en Zona Franca. De izq a dcha. El presidente de Iberdrola, la ministra de Industria, el presidente de Cataluña, la alcaldesa de Barcelona y el consejero delegado de la compañía.

Wallbox, compañía española que fabrica puntos de carga para vehículo eléctrico, ha inaugurado su segunda factoría en nuestro país, en Zona Franca (Barcelona). Se trata de centro que contará con una capacidad productiva de un millón de unidades en 2025 a tres turnos y que se une a la vecina de Sant Andreu en la que se fundó la compañía en 2015, año en el que solo produjo un solo cargador. Además, tiene planta en China y, previsiblemente en septiembre, arrancará la de Arlington en Texas (EEUU).

La fábrica D26, llamada así porque está situada en el Carrer 26 del Polígono, contará con una plantilla de 520 empleados —ahora tiene 203, según la compañía—, en una empresa que en total trabajan 1.000 operarios, de los que un tercio son ingenieros, pero que acabará el año con 1.600, según aclaró el consejero delegado de la compañía, Enric Asunción. No obstante, destacó que habrá flexibilidad ya que hay meses del año en los que hay más producción, como en julio y en diciembre.

Según señaló en una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el director de producto de Wallbox, Eduard Castañeda, y el director de Operaciones, Oriol Riba, en el centro de 11.220 metros cuadrados, para el que se han invertido nueve millones de euros, se fabricarán cargadores domésticos (Pulsar +, Copper, Commander2, Quasar y UL) —tienen la particularidad de que mientras en Europa los tiene que montar un instalador certificado, en EEUU se enchufa a la toma corriente como un electrodoméstico más—, pero también rápidos de uso público como el actual Supernova y el Hipernova, que llegará «a finales de año» al mercado.

La previsión es que el 90% de las unidades se exporten desde un centro, que aún está empezando a funcionar a pequeña escala aunque la empresa afirma que tiene capacidad para hacer 1.200 unidades diarias, y que, aproximadamente el 50%-60% de la facturación se consiga con los puntos para uso privado, mientras que el resto se hará con los de carga ultrarrápida, que supondrán aproximadamente el 20% de la producción.

Una vez que las cuatro fábricas estén funcionando la intención es que la china se dedique al mercado local, la de Texas para Canadá, México y EEUU, y las españolas para el resto del mundo. Con esta distribución, el objetivo es que tarden 72 horas en suministrar un pedido en cualquiera de los casi 100 países en los que opera, frente a otras compañías que han tenido plazos de entrega de entre 12 y 16 semanas, aclara el CEO.

Por su parte, el presidente y consejero de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, presumió de que la eléctrica ha acompañado a Wallbox desde el primer día y de que han cerrado un acuerdo con la empresa para recibir 10.000 cargadores Hipernova, que es la misma cifra de cargadores rápidos que hay en España en la actualidad, según aseveró.

225 millones de ayuda en infraestructura de carga

En el acto de inauguración, al que también acudieron el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la ministra de Industria, Reyes Maroto, disculpó la ausencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que estaba previsto que estuviera —de hecho, su agenda fue la que provocó que cambiaran el acto del 7 al 20 de abril—, pero finalmente inauguró un centro de acogida de ucranianos en Málaga.

La titular de Industria, que destacó que Wallbox era la primera tecnológica que se instalaba en una zona netamente industrial como Zona Franca, calculó que hasta 2023, dentro del Plan Moves III, al que ya se ha destinado un total de 525 millones de euros (400, más 125 en una segunda fase), se habrán aplicado 225 millones en ayudas a la infraestructura de carga.

La pujanza de las empresas españolas fue puesta de relevancia por la vallisoletana que destacó que en 2021 se había producido el récord de captación en rondas de financiación con una cifra de 4.300 millones de euros. En este campo, la política, que apostó por un país amigo de las start-up, adelantó que en 2022 se van a destinar 125 millones de euros para créditos destinados a las empresas emergentes.

Además, Maroto, en un corrillo con la prensa, adelantó que el Gobierno está estudiando la fórmula para mantener abierta la ventanilla del Perte Vec entre una y dos semanas extra, para que no concluya el 3 de mayo, a la vez que señaló que el proceso de reindustrialización de Nissan Barcelona está pendiente de que Zona Franca califique el uso del suelo, para poder dar luz verde al proyecto de QEV Technologies.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.