La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La plantilla de Mercedes Vitoria aprueba con un 57% de los votos el convenio que traerá 1.200 millones en inversiones
EspañaFábricasGeneral

La plantilla de Mercedes Vitoria aprueba con un 57% de los votos el convenio que traerá 1.200 millones en inversiones

La planta de Mercedes Vitoria ya cuenta con un nuevo convenio colectivo para el periodo 2021-2026 después de que la plantilla haya ratificado el acuerdo alcanzado por la dirección y la mayoría del Comité de Empresa, formada por UGT, CCOO, Ekintza y PIM. En un referéndum, en el que ha participado el 94,7% de los empleados, un 57% de los votos ha sido favorable frente a un 43% en contra. Gracias a la aprobación del marco laboral, la factoría vasca se adjudicará un plan industrial con inversiones superiores a 1.200 millones de euros, que asegurará la actividad y los puestos de trabajo a largo plazo.

Instalaciones de Mercedes-Benz en Vitoria, donde se producto la Clase V y la Vito y sus respectivas versiones eléctricas.

Los trabajadores de la fábrica de Mercedes en Vitoria han ratificado el acuerdo de convenio colectivo alcanzado por la mayoría del Comité, formada por UGT, CCOO, Ekintza y PIM, a través de un referéndum celebrado entre las 9:00 del lunes 18 de julio y las 2:20 de este martes 19. Según han informado a La Tribuna de Automoción fuentes sindicales, de los 4.579 empleados (94,7%) que han participado en el proceso —tanto presencialmente como telemáticamente mediante una aplicación digital—, un 57% ha votado favorablemente frente a un 43% que se ha opuesto —en blanco, solo 14 sufragios—.

Tras la aprobación por parte de la plantilla, el marco laboral, con una vigencia entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2026, tendrá plena validez «exclusivamente a partir del momento en el que se adjudique la industrialización de la plataforma VAN.EA (VAN Electric Architecture)» a la factoría, que supondrá, junto a diferentes actuaciones planificadas en materia de descarbonización del centro, una inversión de más de 1.200 millones de euros.

La asignación de este plan industrial, que garantizará la actividad a largo plazo de la planta gracias a su profunda transformación hacia la electromovilidad —ensamblará a finales de la presente década una nueva generación cero emisiones de las furgonetas que monta actualmente—, está asegurada, como se da a entender en el preámbulo del pacto entre la empresa y la mayoría de las centrales sindicales, en el que se apunta que «se debe entender el presente acuerdo [...] como una apuesta decidida de la plantilla y sus representantes sociales por el futuro de la fábrica, que se debe traducir en la decisión inequívoca de la dirección de Mercedes-Benz de aportar un Plan de Negocio que asegure las inversiones y el empleo necesarios».

Para llegar a este punto, con la luz verde a la regulación laboral, el camino ha sido tortuoso, primero por su duración, ya que la mesa negociadora arrancó el 9 de febrero de 2021, y segundo, por los inexistentes avances que hubo hasta la recta final, que provocaron diferentes bloqueos de las reuniones. Incluso, se han producido, entre junio y julio, nueve jornadas de huelga, que han paralizado la fabricación, las tres primeras secundadas por todo el Comité, mientras que las seis restantes únicamente por la minoría —representa al 45% de los miembros del órgano de representación—, integrada por ELA, LAB y ESK.

Las condiciones del convenio colectivo de Mercedes Vitoria

En materia económica, el acuerdo del convenio recoge que tras la firma del mismo todos los trabajadores recibirán 500 euros no consolidables. Por su parte, ya en las anualidades, se establece que, para compensar la congelación salarial que hubo en 2021 —el anterior marco venció en 2020 y las nóminas permanecen desde entonces sin variación—, la plantilla percibirá una paga no repercutida en tablas de 4.000 euros brutos, que, probablemente, será prorrateada en las próximas mensualidades. En 2022, las tablas retributivas experimentarán un alza del 6%, mientras que en 2023, 2024, 2025 y 2026 está será en cada uno de los ejercicios del 2,25%.

Adicionalmente, se ha creado una nueva gratificación de 1.000 euros brutos cada septiembre, que se irá actualizando cada año en base a los incrementos pactos. Esto mismo sucederá con la paga de resultados, que se va a adaptar a los mismos parámetros que se tienen en cuenta para los directivos del fabricante y cuyo importe para un grado de cumplimiento medio (100%) se ha elevado de los 537 euros actuales a 750.

Aparte de ello, y siempre que se alcance una producción anual de 200.000 unidades, a los operarios se les abonarán 500 euros.

En cuanto al capítulo del empleo, se ha plasmado el compromiso de utilizar el contrato de relevo durante la vigencia del texto para al menos 250 personas, la conversión adicional de 150 temporales en indefinidos durante 2022, la limitación de la plantilla eventual a un 15% —excepto en proyectos de lanzamientos, con la aplicación del turno de fin de semana y festivos, conocido como Modelo V, y con corredor de vacaciones— o la identificación de 50 puesto protegidos reservados para 150 trabajadores con limitaciones médicas acreditadas, entre otras cuestiones.

El modelo de trabajo V

A la hora de incluir novedades relativas a la organización de la actividad en la planta, una de las grandes victorias de los sindicatos para cerrar el pacto fue que Mercedes aceptase retirar de su plataforma el polémico 17º turno (la sexta noche), un movimiento que desbloqueó las conversaciones en los días previos a que se llegase al consenso.

No obstante, sí que se ha regulado la posibilidad de poner en marcha un cuarto equipo, que podrá funcionar todos los sábados y domingos y 10 festivos al año, siempre que se cumpla la obligatoriedad del descanso, al menos, los 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 5 de agosto y 25 de diciembre. Para los operarios que formen parte del turno, las jornadas serán de entre ocho y 12 horas más 30 minutos no computables como presencia para almuerzo a partir de duraciones superiores a nueve horas.

Los empleados de la actual plantilla que se adscriban voluntariamente al Modelo V recibirán 4.500 euros por curso adicionales a su salario como incentivo por el cambio, mientras que el contrato que firmarán será anual y prorrogable de muto acuerdo. Cuando este finalice, el operario retornará a su situación previa. Por otro lado, la jornada individual será de 1.512 horas, es decir se beneficiarán de una reducción de 200 manteniendo las condiciones retributivas.

De cara al personal eventual a tiempo parcial que se contrate para este equipo, este tendrá una jornada mínima anual del 50% sobre la pactada en convenio (1.712 horas), aplicándose una remuneración recogida en la tabla de salario base de convenio incrementada en un 10%.

 

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.