La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Más de la mitad (55,6%) de las personas que contemplan contratar un renting elegirían un coche de bajas emisiones
Ecoauto España Mercado

Más de la mitad (55,6%) de las personas que contemplan contratar un renting elegirían un coche de bajas emisiones

En materia de precios, seis de cada diez contratantes de un VN pagarían un máximo de 300 euros al mes, porcentaje que aumenta al 72% en el caso de los que optan por un VO. La flexibilidad en la duración del contrato también es importante, y se prefieren periodos de dos a tres años.

Más de la mitad (55,6%) de las personas que contemplan contratar un renting elegirían un coche de bajas emisiones
Los vehículos eléctricos son elegidos por un 9,2% que busca un coche nuevo en renting.

Un sondeo realizado entre conductores interesados en hacerse con un vehículo nuevo a través del renting mostró que un 55,6% contrataría modelos de bajas emisiones. El desglose específico por mecánicas es el siguiente: un 26,8% se haría con un híbrido, un 17,6% con un PHEV, el 9,2% con un eléctrico, un 1,3% optaría por el hidrógeno, y tan solo el 0,7% se atrevería con un GLP/GNC. Además, este grupo considera en un 60% que por elegir estas opciones no deberían pagar más.

Si la elección es un VO, la cuota baja hasta el 39,2%, que se reparte así: 21,2% de híbridos, 7% de híbridos enchufables, otro 7% eléctricos, 2% de hidrógeno e igualmente 2% GLP/GNC. El resto optaría en su mayoría por un diésel (34%), por encima de uno de gasolina (26%).

Hasta 300 euros y poca antigüedad

En cuanto a las condiciones de contratación, la encuesta llevada a cabo por coches.net, marketplace de movilidad, muestra que el grueso de la población tiene en mente un precio que ronda los 300 euros, y prefiere que, de ser de ocasión, no supere los tres años de antigüedad.

Si el modelo es nuevo, seis de cada 10 personas pagarían hasta esos 300 euros, mientras que tres estarían dispuestos a llegar hasta los 400, y tan solo un 10% desembolsaría más de esa cifra. En el caso del renting de ocasión, se buscan opciones más económicas. Un 34% busca opciones entre 150 y 200 euros y un 38% en el rango de 200 a 300 euros.

Además, todos coinciden en que un VO debe ser más barato que uno a estrenar. Un 42% espera que la diferencia de precio sea de un 30% a favor del seminuevo, mientras otro 30% considera suficiente que sea entre un 10 y un 20% más económico. En el caso del kilometraje, existe consenso (71%) en que se prefiere que hayan recorrido 40.000 km máximo.

Los vehículos de segunda mano preferidos son aquellos que tienen entre dos y tres años, elegidos por siete de cada 10 participantes. Tan solo el 16% aceptaría una edad de cuatro a cinco años y el 14% busca unidades con máximo un año de vida. Para un 37% de todos los que se plantean contratar esta modalidad, la antigüedad es un factor determinante.

Contratos flexibles, de dos a tres años

Los clientes no quieren atarse a compromisos muy extensos. Para cinco de cada 10 que quiere un VN, el periodo ideal es de dos a tres años. Tres buscan algo por hasta cinco ejercicios, y tan solo uno de cada 10 consultados contrataría un coche por un solo curso.

Si el automóvil buscado es seminuevo, las cifras no varían en exceso. Seis de cada 10 eligen contratos de dos a tres años, un 22% quiere más de cuatro y el 15% opta por uno solo.

De acuerdo al kilometraje disponible, existe menos consenso. En el alquiler a largo plazo de unidades nuevas, un 33% quiere hasta 15.000 km anuales, un 41% se comprometerá a entre 15.000 y 20.000 km, y el 26% recorrerá más de 20.000 km. Si el vehículo es de segunda mano, un 18% no necesita más de 15.000 km por año, mientras que casi la mitad (46,5%) opta por entre 15.000 y 20.000 km.

Los servicios ganan peso

Los pluses que acompañan a un contrato de renting son cada vez más importantes en un contexto en el que este modelo de negocio está en auge y cada vez hay más operadores en el mercado. Para los usuarios, lo más tranquilizador es disponer de un buen servicio de mantenimiento y averías, la prestación preferida tanto para VN como para VO.

Otras opciones que gustan a los usuarios de este alquiler a largo plazo si optan por uno a estrenar son la gestión con la aseguradora, disponer de un coche de sustitución, los neumáticos de recambio y el kilometraje ilimitado. En el caso de los encuestados que buscan un seminuevo, las elecciones son iguales, salvo en el caso de la última, que cambiarían por la gestión y el pago de la ITV.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.