La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Las fábricas de vehículos españolas recibieron 2.500 millones de euros en inversiones en 2016, un 23% más
EspañaGeneral

Las fábricas de vehículos españolas recibieron 2.500 millones de euros en inversiones en 2016, un 23% más

Pablo M. Ballesteros / Madrid

Las plantas de montaje de vehículos de España recibieron unas inversiones en 2016 por valor de 2.500 millones de euros, lo que supuso un incremento de un 23%, en comparación con el ejercicio anterior, según consta en la memoria anual presentada por la asociación de fabricantes de Anfac.

Armero 625

Pablo M. Ballesteros / Madrid

Las plantas de montaje de vehículos de España recibieron unas inversiones en 2016 por valor de 2.500 millones de euros, lo que supuso un incremento de un 23%, en comparación con el ejercicio anterior, según consta en la memoria anual presentada por la asociación de fabricantes de Anfac.

Esto repercutió en el empleo de las factorías, que según consta en la encuesta de población activa del cuarto trimestre de 2016, subió un 7,3%, creándose 6.300 puestos de trabajo. Además, según el presidente de Anfac y responsable de las operaciones industriales de Opel en España, Antonio Cobo, el 83% de los trabajadores del sector tienen un contrato fijo.

No obstante, el vicepresidente ejecutivo de la asociación, Mario Armero, pidió no ser autocomplaciente porque “se trata de una batalla mundial en la que no podemos parar”, en referencia a la competencia con las 200 fábricas europeas y las 750 mundiales, que luchan por conseguir nuevos modelos.

La situación mejorará en el segundo semestre

El arranque de 2017 está siendo un toque de atención que corrobora que no se puede parar en la mejora. En el periodo enero-mayo, se han ensamblado 1.298.937 vehículos, lo que supone una caída del 1,7%.

Esto se debe, según justifica Armero, a la devaluación de la libra esterlina –fruto del Brexit– que ha perjudicado las exportaciones a Gran Bretaña, la situación de Turquía, que en 2016 fue el mercado extracomunitario que más vehículos españoles demandó con 134.911, muy por encima de EEUU, con 38.364 y México con 34.540.

Para el segundo semestre, el vicepresidente ejecutivo es optimista y ve probable que la situación mejore. De hecho, considera que aún se pueden alcanzar los tres millones de vehículos para este ejercicio.

En cuanto a las ventas, pronostica cerrar 2017 con un incremento del 6,8% en el mercado de automóviles y un 4,5%, con 1,28 millones para 2018. En el aspecto productivo el pronóstico sólo alcanza hasta 2017.

IVA reducido para los vehículos eléctricos

El mercado de vehículos eléctricos, por su parte, va a depender en gran medida de la estabilidad de las ayudas, por eso desde Anfac piden medidas más estructurales como la adopción de un IVA reducido a nivel europeo.

En la rueda de prensa de presentación de la memoria de la asociación, Armero destacó que la Comisión Europea ya había dado el visto bueno a este tema, pero que dependía de los estados miembros. Ahora, una vez que Anfac ha trasladado la petición al Gobierno español, la decisión de la reducción del impuesto al consumo para los eléctricos, está en el tejado del Ejecutivo.

Esta medida incidiría en la recaudación fiscal que aporta el automóvil al Estado, aunque sería un buen impulso para unas ventas que no acaban de cuajar.

Por el momento, el sector aportó a las arcas públicas, en 2016, ingresos por valor de 26.612 millones de euros, lo que supone un +3%. La mayor parte de este montante es fruto de los 18.757 millones que genera el consumo de carburante destinado al transporte terrestre.

Sin embargo, fomentar este tipo de mercado supondría, en gran parte, cambiar el 75% del parque español que no cumple con la normativa Euro 5 o la Euro 6, por modelos limpios durante su circulación.

Uno de los objetivos de Anfac es que los eléctricos pasen de tener una penetración de un 2,7% a un 10% en el mercado español en 2020, lo que ayudaría en la meta de conseguir "un uso racional del automóvil".

Este envejecimiento del parque español, que ya alcanza los 12 años de media, es fruto, en parte, de la caída en el achatarramiento de vehículos. Mientras que en 2013 la tasa de vehículo dado de baja por unidad adquirida era del 103% (se achatarraba más de lo que se vendía), ahora es del 55%.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.