La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La Oficina de Conflictos de Intereses deniega la compatibilidad de Cristeto para ser directora general de Anfac
España

La Oficina de Conflictos de Intereses deniega la compatibilidad de Cristeto para ser directora general de Anfac

La patronal de los fabricantes, si quiere contar con Begoña Cristeto para ser su nueva directora general, tendrá que esperar hasta el próximo 18 de junio para nombrarla, justo cuando finaliza su régimen de incompatibilidades.

Cristeto 625
Begoña Cristeto, ex secretaria general de Industria y de la Pyme

La Oficina de Conflictos de Intereses, dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, ha determinado que Begoña Cristeto, ex secretaria general de Industria y Pyme y actual socia responsable de Automoción, Industria y Química de la consultora KPMG, no tiene la compatibilidad para asumir el cargo de directora general de Anfac, según han confirmado a La Tribuna de Automoción fuentes conocedoras de la decisión.

La asociación de fabricantes de vehículos eligió en la última Junta Directiva, celebrada el 19 de diciembre, a Cristeto como nueva directora general, a expensas de que recibiera el visto bueno administrativo para liderar este nuevo proyecto, algo que no ha sucedido. En este sentido, si la patronal quiere contar con ella para liderar la nueva etapa, tras la salida de Mario Armero a finales del año pasado, tendrá que esperar para nombrarla hasta el próximo 18 de junio cuando concluye su régimen de incompatibilidades de dos años. No obstante, también estaría la posibilidad de que se recurriera la resolución administrativa, aunque por los plazos que hay por delante para que quede sin efecto el bloqueo no parece una opción a tener en cuenta.

Ante este revés, si, por el contrario, los fabricantes decidiesen desestimar la candidatura de la socia de KMPG ya se tendría preparada "una opción B", según fuentes del sector.

En estos momentos, en Anfac está haciendo las veces de directora general interina, hasta que se cierre la sucesión de Armero, Arancha García, que ocupa el cargo de directora del Área Industrial y Medio Ambiente, según adelantó esta publicación en su número de la primera quincena de enero.

Una vez la asociación acordó la elección de Cristeto, esta inició unos días después el trámite para solicitar la compatibilidad ante la Oficina de Conflicto de Intereses, un organismo que para tomar la decisión recabó un informe de la Subsecretaría encargada de personal del Ministerio de Industria, en el que se tenía que certificar si la ex secretaria general en su cargo entre febrero de 2014 y junio de 2018 pudo beneficiar directamente de algún modo a la patronal.

La propia Cristeto informó a este medio que, a priori, no tendría que tener ningún problema para que le otorgaran la compatibilidad, puesto que durante su mandato desde su departamento no se le concedió ninguna subvención a Anfac.

El relevo de Armero en la asociación de fabricantes no tendrá el puesto de vicepresidente ejecutivo, que se creó a finales de 2011 tras la llegada de este último, sino el de director general, para lo cual la organización tiene que modificar los estatutos.

Anfac, además de no tener sustituto de Armero por el momento, se vio obligada, a mediados de diciembre, a ampliar unos meses el mandato de su presidente, José Vicente de los Mozos, después de que la opción de Luca de Meo, que iba a ser su relevo, se truncase ante su salida de la presidencia de Seat por su posible marcha como consejero delegado del Grupo Renault, una información adelantada por este medio. A priori, la patronal espera elegir a su nuevo máximo responsable durante el primer trimestre.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.