La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El presidente de Ford Europa advierte de que la propuesta de Tratado de Libre Comercio con Japón es “desequilibrada” y pone en peligro “muchos miles de empleos”
GeneralInternacional

El presidente de Ford Europa advierte de que la propuesta de Tratado de Libre Comercio con Japón es “desequilibrada” y pone en peligro “muchos miles de empleos”

La Tribuna de Automoción / Madrid

Una vez celebradas las elecciones al Parlamento Europeo, el pasado 25 de mayo, y a falta de que se forme el nuevo equipo de gobierno de la Comisión Europea el próximo 1 de noviembre, la industria de automoción del Viejo Continente quiere dejar claro cuáles son los principales retos que hay que afrontar en este nuevo periodo legislativo para que el sector fabril siga siendo competitivo y determinante en el desarrollo económico de la región.

presidente ford europa odell 625
El vicepresidente ejecutivo y presidente de Ford Europa, Oriente Medio y África, Stephen Odell

La Tribuna de Automoción / Madrid

Una vez celebradas las elecciones al Parlamento Europeo, el pasado 25 de mayo, y a falta de que se forme el nuevo equipo de gobierno de la Comisión Europea el próximo 1 de noviembre, la industria de automoción del Viejo Continente quiere dejar claro cuáles son los principales retos que hay que afrontar en este nuevo periodo legislativo para que el sector fabril siga siendo competitivo y determinante en el desarrollo económico de la región.

La patronal de los fabricantes (Acea) abrió la veda, en el marco de su Asamblea anual, celebrada el 13 de junio, publicando un manifiesto con tres capítulos, en el que, entre otras cuestiones, ponía el acento en las negociaciones de los tratados de libre comercio abiertas con Japón y Estados Unidos. El nuevo presidente de la asociación, Carlos Ghosn, demandó a los responsables políticos comunitarios un acercamiento integral en las políticas comerciales que cubran no sólo la eliminación de las barreras arancelarias, sino también las no arancelarias, y que se basen en una cooperación regulatoria.

Casi un mes más tarde, y justo antes de que se invista al presidente de la Comisión, la voz en defensa de los intereses industriales del automóvil ha vuelto a resurgir, esta vez en boca del vicepresidente ejecutivo y presidente de Ford Europa, Oriente Medio y África, Stephen Odell, quien ha remitido una carta abierta para hacer un llamamiento para «salvaguardar puestos de trabajo, promover el crecimiento económico y aumentar la competitividad».

«La recuperación económica es débil y gradual, el desempleo sigue siendo obstinadamente elevado, y Europa se enfrenta a un creciente y agudo desafío económico de otras regiones del mundo», mantiene en la misiva el ejecutivo de la firma del óvalo, quien destaca que «en este contexto, creo que sólo obtendremos todos los beneficios potenciales del mercado único si establecemos un nuevo rumbo para Europa».

Este nuevo rumbo del que habla tiene que garantizar, a su juicio, que cuando se «considere una nueva normativa o tratado comercial debe afrontarse en el contexto de cómo puede beneficiar a la economía europea y de si va a apoyar el aumento del empleo, la mejora del crecimiento y una mayor competitividad». «Es necesario», prosigue, «que haya un nuevo enfoque [...] que abarque verdaderamente los principios de una regulación inteligente», y que se traduzca en la «aplicación de forma activa de acuerdos comerciales justos y equilibrados».

Comercio con Japón

Sobre este punto, coloca en el centro de la diana el futuro tratado de libre comercio entre la UE y Japón, del que ya hay una propuesta sobre la que se ha empezado a negociar. «Es un ejemplo de un acuerdo desequilibrado al ofrecer acceso sin restricciones al mercado de la UE y sin que a la vez se garantice la liberalización del mercado japonés», expone Odell, quien subraya que «esto expone a la industria del automóvil a una competencia desleal, potenciada por una moneda japonesa deliberadamente debilitada, que pone en riesgo la pérdida de muchos miles de empleos en Europa».

Estas consecuencias tienen, en su opinión, como responsable primigenio al «acuerdo de libre comercio UE-Corea, que se concretó hace tres años» y «que ha abierto totalmente al mercado europeo a nuestros competidores coreanos, pero no abrió el mercado coreano a los productores europeos, que siguen frenados por la aparición de nuevas barreras no arancelarias».

En contraposición a la normativa relacionada con el país del Sol naciente, el presidente de Ford Europa ensalza la firma de un futuro tratado comercial «amplio» entre la UE y EE.UU.», que «traería enormes beneficios potenciales para el crecimiento, el empleo y los consumidores». «Debemos mantener un fuerte impulso en aras de conseguir tal acuerdo», sentencia Odell, quien hace hincapié en que «el apoyo al libre comercio es parte del ADN de Ford».

El directivo de la marca americana, en su defensa de la competitividad de la industria, indica que más allá de lo que hagan las empresas a título individual, como hizo la suya en los últimos años, tomando decisiones «difíciles» para mejorar la posición competitiva en Europa, el impulso definitivo tiene que llegar del lado político. «Hoy es un momento crítico». «Necesitamos un liderazgo pan-europeo consensuado y una acción con todas las partes interesadas que trabajen juntas para asegurar que la visión de una Europa más competitiva se convierte en realidad», asegura.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.