La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El mercado americano, ¿solución o condena de la permanencia de Fiat en Italia?
GeneralInternacional

El mercado americano, ¿solución o condena de la permanencia de Fiat en Italia?

Alberto Gutiérrez Molinero/ Madrid

No suele ser habitual en Europa, con un sistema económico desregulado y de libre mercado, que una empresa se siente públicamente a hablar con el Gobierno de un país. Eso es lo que ha ocurrido en Italia entre los máximos responsables del grupo Fiat y los del Ejecutivo de Mario Monti en una reunión en la que más que hablar, negociaron sobre el precio que deberá pagar el Estado italiano para que la emblemática marca del país no comience a cerrar fábricas en Italia.

fiat_Monti_marchione

Alberto Gutiérrez Molinero/ Madrid

No suele ser habitual en Europa, con un sistema económico desregulado y de libre mercado, que una empresa se siente públicamente a hablar con el Gobierno de un país. Eso es lo que ha ocurrido en Italia entre los máximos responsables del grupo Fiat y los del Ejecutivo de Mario Monti en una reunión en la que más que hablar, negociaron sobre el precio que deberá pagar el Estado italiano para que la emblemática marca del país no comience a cerrar fábricas en Italia.

Así parece que pinta el panorama en la industria automovilística italiana. Según la marca, Fiat acumula pérdidas en Europa de 700 millones de euros por la caída del mercado en Europa, pero sobre todo por el descenso continuado en Italia, que acumula este año un retroceso del 20% y que se suma al 10% del año 2011.

En lo que va de año, el grupo Fiat ha perdido un 16,9% de las matriculaciones de 2011, mientras que en EEUU, las ventas del Grupo Chrysler -que a su vez forma parte del grupo Fiat- aumentan un 25,6%.

Precisamente, en el mercado americano se quiere centrar el fabricante italiano. Los planes para Fiat en Italia de su consejero delegado, Sergio Marchionne, son los de aumentar la producción para la exportación de vehículos a EE.UU., al menos hasta que el mercado europeo se recupere.

Para acometer la inversión que requeriría cambiar el modelo productivo, Fiat quiere que el Estado italiano dé algún tipo de ayuda a la marca.  Por lo poco que se sabe de la reunión, todo parece indicar que el Gobierno está dispuesto a escuchar algunas de las peticiones de Fiat, aunque no dará ayudas directas.

Por si había dudas, Monti ha dicho hoy mismo “que no han sido pedidas concesiones financieras y si hubieran sido pedidas, no habrían sido atendidas”.

Más bien Fiat parece apostar prque el Gobierno refuerce y amplíe los planes de competitividad para modernizar y fortalecer la red de producción italiana, que se ha quedado obsoleta por la crisis europea del mercado automovilístico y que ha llevado al mercado italiano a cifras de hace 40 años.

¿Plan B en Brasil?

fiat industrialPor si acaso, el fabricante italiano amenaza con un plan B: Brasil. La puesta en marcha de una nueva fábrica en el país americano, en Pernambuco, ha supuesto una inversión de 2.300 millones, de los que el 85% ha sido financiado por el gobierno brasileño.

Según ha publicado El País, con motivo de un viaje que realizó hace pocos días el ministro italiano de Desarrollo Económico, Corrado Passera, a Brasil, el jefe de Fiat dijo que “al ministro no se le pasará por alto que el Gobierno brasileño presta especial atención a los problemas de la industria del automóvil”.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.