La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » El proyecto de los "trenes de carretera" entra en su fase final
EcoautoInternacionalProducto

El proyecto de los "trenes de carretera" entra en su fase final

¿Se imagina un viaje en el que su coche se conduce de forma automática desde un camión-guía? Eso es lo que se propone el proyecto SARTRE, que ha llevado con éxito los primeros ensayos del llamado tren de carretera: una iniciativa destinada a revolucionar el transporte en autopistas.

atren_carretera120

¿Se imagina un viaje en el que su coche se conduce de forma automática desde un camión-guía? Eso es lo que se propone el proyecto SARTRE, que ha llevado con éxito los primeros ensayos del llamado tren de carretera: una iniciativa destinada a revolucionar el transporte en autopistas.

Alberto Gutiérrez Molinero/ Madrid

El proyecto, en el que participan empresas como Volvo o la española Applus IDIADA, desarrolla un sistema en el que un conjunto de coches son conducidos de forma autónoma por un camión-guía a 90km/h y con una distancia entre ellos no superior a los seis metros.

La gran ventaja de este innovador sistema radica en que el conductor del vehículo tiene tiempo para hacer otras cosas mientras viaja a bordo. Los trenes de carretera favorecen así el transporte seguro, ya que los vehículos son dirigidos por un conductor profesional desde el camión.

Además, el proyecto SARTRE (Trenes de carretera Seguros para el Medio Ambiente)  pretende reducir el impacto ambiental del transporte por carretera. Los vehículos, al circular tan cerca unos de otros se benefician de la menor resistencia al aire y se prevé un ahorro de combustible en torno al 20%.

Las pruebas se han llevado a cabo con tres vehículos y el objetivo es llegar a cuatro cuando se completen todos los trenes de carretera, algo que está previsto para el otoño.

El objetivo es que este sistema de convoyes resuelva los tres problemas básicos del transporte: medio ambiente, seguridad y congestión del tráfico, por lo que se pretende que pueda funcionar en autopistas convencionales en un entorno mixto con otros usuarios de la carretera.

Para su implementación, el proyecto deberá salvar aún algunas dificultades al margen de los estrictamente técnico, como el cambio en la normativa legal, la responsabilidad del producto y la aceptación de los vehículos automatizados por parte de los conductores.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.