La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La Generalitat intentará salvar los empleos de los trabajadores de Yamaha
EspañaGeneral

La Generalitat intentará salvar los empleos de los trabajadores de Yamaha

Roberto García / Madrid

El conseller de Ocupación de la Generalitat, Xavier Mena, se ha comprometido a intentar mantener los 400 puestos de trabajo de la planta de Yamaha en Palau-solità i Plegamans después de una reunión con el comité de empresa.

Roberto García / Madrid

El conseller de Ocupación de la Generalitat, Xavier Mena, se ha comprometido a intentar mantener los 400 puestos de trabajo de la planta de Yamaha en Palau-solità i Plegamans después de una reunión con el comité de empresa.

El comité y la cúpula del departamento, encabezada por Mena, se reunieron ayer durante casi dos horas tras el anuncio oficial de que la multinacional preten de cerrar su última factoría en España para trasladar la producción a Francia.

Tras la reunión, la conselleria ha hecho un comunicado en el que se compromete a estudiar los informes técnicos sobre la viabilidad de la empresa y de los puestos de trabajo antes de autorizar el cierre de la factoría y expresa su compromiso de "trabajar para preservar los puestos de trabajo y el tejido industrial de Cataluña", según recoge Efe.

Según el delegado de CCOO, Óscar Rivera, el conseller Mena se ha retractado "de todas las declaraciones" en las que ya daba por hecho el cierre de la planta de Palau antes de que se presente la solicitud de la compañía. "Nos ha dicho que no hubo un pacto con Yamaha, sino una visita de la dirección de la compañía en la que los responsables le explicaron la situación de la empresa", ha explicado Rivera.

Los trabajadores entienden que la conselleria se ha comprometido a trabajar para que la multinacional nipona mantenga la planta de Palau después de que le hayan presentado las razones por las que creen que la fábrica catalana sigue siendo productiva para la multinacional japonesa.

Cooperación y solución con el Govern

Paralelamente, el comité de empresa de Yamaha se ha comprometido con el conseller a "no elevar" el nivel de conflictividad para cooperar con el Govern y llegar a una solución satisfactoria para los cerca de 400 empleados que ven peligrar sus puestos de trabajo.

La reunión con el govern se ha producido mientras en la calle un centenar de trabajadores de Yamaha se manifestaban en contra del cierre y han paralizado los alrededores de la calle Sepúlveda, donde se encuentra la sede del departamento de Trabajo. Durante la concentración no se han producido incidentes relevantes, a parte de gritos en contra de la multinacional y el Govern.

En la manifestación, también se encontraba el coordinador general de Esquerra Unida i Alternativa, Jordi Miralles, quien ha reclamado al conseller Mena que esté al lado de los trabajadores y no se convierta en el "portavoz de la multinacional".

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.