La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Tesla despedirá a unos 3.500 empleados en el próximo trimestre, un 3,5% del total
Internacional

Tesla despedirá a unos 3.500 empleados en el próximo trimestre, un 3,5% del total

Tras varias declaraciones contradictorias entre sí a lo largo del último mes, en las que llegó a asegurar que contrataría a más trabajadores, finalmente Elon Musk confirmó que sí habrá despidos en su compañía de vehículos eléctricos, aunque solo afectarán a un 10% de la parte asalariada.

Tesla despedirá a unos 3.500 empleados en el próximo trimestre, un 3,5% del total
La enseña de coches eléctricos afronta varias problemáticas en el ámbito laboral.

Tesla recortará un 10% de su plantilla asalariada a lo largo de los próximos tres meses, un 3,5% del total, según confirmó su CEO, Elon Musk. De acuerdo a las cifras del año 2021, que la compañía proporcionó a la Comisión de Valores y Bolsa estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), esto supondría prescindir de unos 3.500 trabajadores, de un total de 99.290.

El motivo detrás de esta decisión, que el magnate confirmó ayer públicamente en el Qatar Economic Forum organizado por Bloomberg, es una posible recesión económica. Musk consideró que este suceso “no es una certeza, pero está más cerca de ser probable que de no serlo”, y varios analistas coinciden con él.

El exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Lawrence Summers, declaró recientemente a NBC News que espera que esto ocurra. Mientras, el CEO de JPMorgan Chase & Co, Jamie Dimon, y el presidente de Goldman Sachs, John Waldron, se manifestaron en la misma línea.

Fin a los vaivenes

Desde que comenzó el mes de junio y se filtraron unos correos electrónicos del empresario a sus ejecutivos, Musk no ha parado de decir y desdecirse. Inicialmente, el 1 de junio Reuters publicó uno en el que amenazaba con despedir a todo aquel que no realizara 40 horas de trabajo presencial. De no cumplirlas, lo tomaría como una renuncia, según esas mismas líneas, cuya veracidad también refrendó Bloomberg.

A los dos días, el propietario de Tesla se dirigió a los altos directivos para alertarles de que tenía un mal presentimiento acerca de la llegada de una recesión, y pedirles que pararan todas las contrataciones a nivel mundial. Se sabe que, en aquel momento, había 5.000 ofertas de la marca en el portal LinkedIn. Aunque tras esa noticia se realizó un evento online de reclutamiento en China, otros tres se cancelaron.

El 4 de junio, a través de su cuenta de Twitter, Musk se justificó asegurando que el número total de empleados de su enseña crecería en los próximos 12 meses. Eso sí, solo por el lado de los trabajadores por horas, mientras la asalariada –la que hace labor de oficina– “debería permanecer bastante estable”. Sin embargo, no lo hará y en el próximo trimestre dirá adiós a un 10% de sus miembros, tras el último cambio de opinión –parece que ya definitivo–, de su CEO.

Controversia laboral

Toda esta sucesión de hechos ocurre justo en un momento en el que Tesla atraviesa una crisis de reputación mediática, debido a numerosas acusaciones por sus condiciones laborales. En su planta de Alemania, que empezó a operar el pasado marzo, la compañía espera crecer de una plantilla de más de 3.000 personas hasta las 12.000 antes de que concluya 2022.

El principal escollo, como apuntó el principal sindicato del metal germano, IG Metall, es que el salario que ofrece el fabricante es significativamente inferior al que muchos trabajadores cualificados obtienen en sus puestos actuales con convenios, en torno a un 20% menos. Para alcanzar el ritmo de incorporaciones deseadas, el representante de esa organización laboral en la región Berlín-Brandenburgo-Sajonia, Birgit Dietze, acusó a Tesla de haber elevado la remuneración en las nuevas ofertas, generando un desequilibrio con la parte ya contratada que podría causar problemas.

Por otro lado, en Estados Unidos, dos de sus exempleados de la gigafactoría en Sparks (Nevada), denunciaron a Tesla por despido improcedente. Según su defensa, que ya está tratando de armar una acción colectiva con todas las personas que abandonaron la empresa entre mayo y junio, el proceso violó la ley federal. Esta requiere una notificación 60 días por adelantado para concluir el vínculo laboral, algo que no ocurrió pues “simplemente avisaron de un cese efectivo de forma inmediata”.

Los denunciantes piden que se les compense con el salario y los beneficios correspondientes a dicho periodo de dos meses. Mientras, Musk, al ser cuestionado al respecto en Catar, calificó el procedimiento judicial como “trivial”.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.