La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Volvo Cars aumenta sus ventas globales un 8,8% hasta noviembre
España Internacional

Volvo Cars aumenta sus ventas globales un 8,8% hasta noviembre

El saldo positivo, a pocos días de acabar el año, deja un incremento de las cifras de ventas en los mercados de Estados Unidos (+16,5% y 111.713 unidades), China (+6,1% y 157.034) y Europa (+4% y 264.910). Así mismo, la sueca ha firmado un acuerdo millonario con Northvolt para proyectos de I+D de baterías para VE.

El presidente y CEO de Volvo Cars, Hakan Samuelsson.

Volvo Cars ha anunciado un aumento de un 8,8% en sus ventas a nivel global hasta noviembre, registrando una cifra total de 634.257 vehículos, lo que deja a la marca sueca muy cerca de lograr el objetivo de revalidar, a falta de un mes para concluir el ejercicio, los datos de 2020. No obstante, pese a ese incremento, la undécima mensualidad no ha cosechado buenos números, lastrada por la falta de componentes y la crisis de los chips en las fábricas de producción, que le ha supuesto facturar un 20,7% menos que en el mismo período el año anterior, con 52.793 entregas.

Así mismo, ha comercializado 14.610 vehículos híbridos enchufables en noviembre, una subida del 9%, mientras que en lo que va de ejercicio el crecimiento fue del 52,7%, hasta 94.570 unidades entregadas. En esta parcela, los escandinavos están de enhorabuena, pues las entregas de VE alcanzaron un volumen de 2.693 unidades, un 106% de incremento en la comparativa con las 1.307 unidades del año anterior, mientras que en lo que va de 2021 el volumen ha sido de 20.958 unidades, casi un 1.500% de incremento.

En este período, desde que arrancó 2021, según datos publicados por la firma, más del 25% de las ventas globales de la empresa han correspondido a modelos Recharge; un porcentaje que ha sido algo menor en los Estados Unidos pero que, sin embargo, casi dobla en Europa, donde supera el 40%. A nivel mundial, estos vehículos representan un aumento de más del 70 % del volumen de ventas desde comienzos de año, en comparación con el mismo periodo de 2020.

Por regiones de mercado, Volvo Cars ha visto un aumento de ventas del 4% en Europa a lo largo del año, con 264.910 unidades; de estas, solo 22.415 fueron hechas en noviembre, lo que supuso una contracción del 14,2% en las cuentas para el Viejo Continente. El saldo positivo, contando el ejercicio anual a días de que acabe, también deja buenas sensaciones para los mercados estadounidense y chino, donde han visto un crecimiento del 16,5% (111.733) y del 6,1% (157.034), respectivamente; pero, siguiendo la tónica del mes de noviembre por la carestía productiva, ha dejado saldos en rojo, con bajadas de matriculación de -33,8% (7.667 unidades) y del -25,6% (13.418).

Inversión millonaria para el desarrollo de baterías

Volvo Cars ha llegado a un acuerdo con la también sueca Northvolt para abrir un centro de I+D en la ciudad de Gotemburgo con una inversión de 30.000 millones de coronas suecas (al cambio, unos 2.931 millones de euros) para el desarrollo y fabricación de baterías y que empezará a funcionar el año que viene, con el objetivo puesto en dejar a la marca como una de las pocas del sector automovilístico que integre la producción de celdas de batería en sus actividades de ingeniería.

La alianza escandinava no parará ahí, pues además han firmado otra resolución para la creación de una joint-venture dedicada en exclusiva al desarrollo y fabricación sostenible de las baterías que usará la próxima generación de VE de Volvo, así como de Polestar, su subsidiaria de rendimiento. Su ubicación y dimensiones todavía no se han dado a conocer, pero se prevé que a comienzos del año próximo se desvelen todos los detalles.

Con anterioridad, Volvo ya había comenzado a trabajar con SSAB y su iniciativa Hybrit para desarrollar acero a base de hierro para sus carrocerías, minimizando el uso de combustibles fósiles, pues al reemplazar así el gasto de carbón de coque por hidrógeno y electricidad en el proceso se deja prácticamente anulada la huella de carbono.

Galofré apuesta por la movilidad sostenible y los electrificados

José María Galofré, CEO de Volvo Car España desde 199.

En un encuentro con periodistas, el CEO de Volvo Car España, José María Galofré, se ha mostrado satisfecho con el rendimiento en nuestro país durante 2021 y contento con el cierre del ejercicio, pese a las dificultades económicas y sanitarias lastradas desde enero por la pandemia del coronavirus. Según datos aportados por el consejero delegado, Volvo espera igualar o superar el 1,7% de cuota de mercado del año pasado, cuando cerraron con 14.325 vehículos.

Así mismo, ha resaltado el desmarque de la compañía del mercado del rent a car, donde apenas llegan a un 10%, y las previsiones les auguran una reducción en 2022. En lugar de focalizar esfuerzos y recursos en esto, Galofré apuesta por una movilidad y crecimiento sostenibles, por la electrificación y el cuidado del trato del cliente, con un mensaje directo al usuario: «hay que convencerlos que se puede ser sostenible al mismo precio».

Con el objetivo de ser neutros en huella de carbono en 2040, y siendo Volvo una de las pocas marcas que acudió a la última cumbre climática de Glasgow (Escocia) y firmó el documento del COP26, Galofré entiende que la apuesta debe ser el coche eléctrico con el fin último de salvaguardar el medioambiente, para lo que. «toda la cadena de valor de la cadena debe corregirse», algo que también pasa por la red de concesionarios, que espera pueda estar el año próximo al 100% haciendo uso única y exclusivamente de energías renovables.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.