La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Toyota buscará mejorar a pesar de que el problema no fue de seguridad
Sin categoría

Toyota buscará mejorar a pesar de que el problema no fue de seguridad

Valenciennes, 08/07/10

El presidente de Toyota Motor Europa, Didier Leroy, anunció que la marca japonesa ha recolocado a 1.000 ingenieros en actividades de mejora de la calidad y la seguridad, a pesar de que las llamadas a revisión “no fueron por problemas de seguridad sino de calidad”, como era el ocasionado porque el pedal de aceleración tardaba un poco más en volver a la posición inicial.

tribuna-automocion-toyota

Valenciennes, 08/07/10

El presidente de Toyota Motor Europa, Didier Leroy, anunció que la marca japonesa ha recolocado a 1.000 ingenieros en actividades de mejora de la calidad y la seguridad, a pesar de que las llamadas a revisión “no fueron por problemas de seguridad sino de calidad”, como era el ocasionado porque el pedal de aceleración tardaba un poco más en volver a la posición inicial.

A pesar de no se un problema exclusivo de Toyota, “somos un pequeño cliente del fabricante” de pedales, Leroy reconoció que tienen “que ser más estrictos” con el nivel de exigencia para detectar los problemas en cualquier momento.

Leroy también abogó por mejorar los canales de comunicación con el cliente, para “saber lo que pasa en el mercado”, para lo que pidió una comunicación “rápida y periódica” con los concesionarios, a la vez que se mejorará las competencias de los trabajadores de las plantas.

En este sentido se comprometió a “apoyar el equipo para que haya ‘feed-back’ y se produzca una inspección sobre el terreno, organizadas por unas oficinas técnicas regionales para 2011.

Leroy señaló que a pesar de las mejoras que se van a aplicar en la marca, necesarias porque Toyota había perdido una parte de la ventaja porque los competidores habían avanzado muy rápido, el problema de aceleración era un “problema de calidad, nunca de seguridad”, por lo que insistió en que el problema no revestía urgencia, pero que a pesar de ello se llamó a la revisión con rapidez

Acerca de la magnitud que se le había querido dar al problema, el ejecutivo de Toyota aventuró que “quizás porque estábamos cerca de ser el número uno el resto no estaban demasiado contentos”, “hay muchas invenciones en Estados Unidos”, concluyó Leroy.

Sobre la repercusión que habían tenido las llamadas a revisión en las ventas, el presidente de Toyota Motor Europa indicó que se habían resentido, aunque no pudo precisar en que cantidad. Para Leroy, las llamadas a revisión habían influido en el cliente indeciso y no en el ‘cliente Toyota’.

En relación con como había afectado a España, el vicepresidente de Toyota España, Jacques Pierarts, señaló que entre el 15 de febrero y el 15 de marzo había bajado el “tráfico en los concesionarios” de la marca, pero que el objetivo para el primer semestre se había cumplido con unas ventas de 30.000 unidades.

Pierarts aventuró que si no se hubiera producido la llamada a revisión Toyota habría vendido 2.800 unidades más. Sin embargo, Pierarts declaró que “la cobertura en España había sido mucho más profesional”, mientras que los medios americanos y anglosajones no habían sido muy imparciales.

En relación al segundo semestre el vicepresidente de la marca japonesa en España señaló que se venderán unos 21.000 vehículos, igualando el mercado de 2009, pero con unos modelos superiores.

Respecto al mercado en general, Pierats apostó porque en 3 ó 4 meses después de que haya retirado la ayuda del plan 2000E el mercado se recuperará, a la vez que apostó porque el mercado de flotas va a seguir estable.

Por último, el vicepresidente de Toyota España aclaró que la mayoría de concesionarios de la marca habían cobrado ya el Plan 2000E, aunque eso sí con retraso. El mayor problema lo habían encontrado en las ventas de los Prius, ya que en algunas localidades las ayudas ascendían a 3000 euros. / Pablo M. Ballesteros

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.