La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Opel apuntala su cuota de los pequeños monovolúmenes con el nuevo Meriva
General Producto

Opel apuntala su cuota de los pequeños monovolúmenes con el nuevo Meriva

Más de un millón de unidades vendidas desde que se introdujera en el mercado en el año 2003 acreditan al Opel Meriva como una de las opciones preferidas por los clientes del segmento.

Más de un millón de unidades vendidas desde que se introdujera en el mercado en el año 2003 acreditan al Opel Meriva como una de las opciones preferidas por los clientes del segmento.

La marca ha contado para ello también con la ventaja de ser el primero en golpear al mercado con un producto de estas características, pero ha sabido aprovechar sabiamente este impulso. Para ello, se puso a trabajar en el modelo actual hace nada menos que cinco años —en febrero de 2005— en una reunión en la que se sentaron las bases del vehículo: debe ser revolucionario, concluyeron los ingenieros.

Puertas enfrentadas

La máxima expresión de esta idea son las puertas que se abren en sentido contrario, bautizadas por la marca como FlexDoor. Estas tienen el tamaño convencional de las de cualquier modelo pero cuentan con una gran ventaja, además de permitir un acceso más lógico a las plazas traseras, se abren en cuatro pasos hasta 84º, lo que es bastante más de los entre 60º y 70º habituales. Esto añade un plus de comodidad para los padres en la hora de colocar a sus hijos en las sillas adecuadas, así como para controlar mejor sus entradas y salidas del vehículo. Para lograr instalar estas puertas sin una merma en la seguridad del modelo ha sido necesario instalar un pilar B especialmente rígido y grueso, en relación con otros modelos. A buen seguro el camino tomado por Opel será seguido por otras marcas, puesto que el más racional sistema de puertas enfrentadas, que fue prohibido en Europa por problemas de seguridad, volvió a permitirse en 2006 una vez garantizada su seguridad y tras la petición de Rolls Royce, que se sirvió de este sistema en su modelo Phantom.

Máxima flexibilidad

La capacidad de adaptarse a las necesidades prácticas de los clientes es uno de los requerimientos de los clientes del segmento. Consciente de ello, Opel ha querido convertirse en una referencia en este sentido con el Meriva. El sistema FlexSpace, que permite cambiar la configuración de los asientos traseros ha sido mejorado para que sea aún más fácil desplazarlos hacia delante o hacia atrás, hacia el centro o para plegarlos, con lo que se logra un espacio de carga plano de 1.500 litros de capacidad, en una maniobra que se puede realizar con una sola mano. A ello se suman nada menos que 32 accesibles huecos para objetos que se reparten por todo el habitáculo. Algunos de ellos se integran en el novedoso sistema FlexRail desarrollado por la marca. Este consiste en una serie de módulos —que también sirven de apoyabrazos— para colocar diversos objetos o para dejar algunos huecos que se colocan sobre unos raíles instalados entre los dos asientos delanteros. El interior del modelo se completa con uno de los techos solares más amplios de su segmento.

En la parte exterior los ingenieros de la compañía también han querido dar un aspecto revolucionario al modelo, en él destacan los faros, bautizados como de “ojo de águila”, así como el capó, con un nervio central, pero sobre todo la cintura del modelo que marca un novedoso perfil partido que sirve para permitir un más poderoso pilar B al tiempo que aumenta la visibilidad de las plazas traseras, que en muchas ocasiones serán ocupadas por niños.
En el aspecto mecánico, el modelo fabricado en exclusiva en la planta de la compañía en Figueruelas, Zaragoza, ofrece una completa gama compuesta por tres versiones diésel y otras tres de gasolina, si bien hasta el próximo mes de septiembre la gama no se ofrecerá al completo.

En el apartado de las mecánicas de gasolina, se han sustituído los tres bloques del modelo anterior por un único bloque de 1.4 litros de capacidad del que se obtienen tres escalones de potencia: 100 CV, 120 CV y 140 CV. Cada uno de estos escalones sustituyen a los anteriores 1.4, 1.6 y 1.8, que desaparecen de la gama.

En el apartado de gasoil encontramos dos bloques diferentes, un 1.3 que configura las versiones de 75 y 95 CV, enmarcados dentro de la familia EcoFlex del grupo, y dos 1.7 en escalones de 110 y 130 CV, si bien de momento esta mecánica sólo está disponible en su versión de 100 CV de potencia.

En el apartado de equipamiento de seguridad y equipamiento de confort y entretenimiento, el Meriva estará equipado con lo necesario para cumplir con los estándares que marcan las cinco estrellas EuroNcap, entre los que se incluyen sistema de estabilidad o cinco airbag, así como ofrecer todos los sistemas de vanguardia de la compañía, como el de lectura e interpretación de las señales de tráfico.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.