La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Citroën comenzará a vender el eléctrico C-Zero a principios de 2011
General Producto

Citroën comenzará a vender el eléctrico C-Zero a principios de 2011

 

La marca gala comenzará a comercializar en España su nuevo modelo eléctrico, el C-Zero, desarrollado por PSA en estrecha colaboración con Mitsubishi. Se trata de un modelo de enfoque claramente ciudadano equipado con un motor eléctrico de 64 CV y con una autonomía de 130 Km.

 

La marca gala comenzará a comercializar en España su nuevo modelo eléctrico, el C-Zero, desarrollado por PSA en estrecha colaboración con Mitsubishi. Se trata de un modelo de enfoque claramente ciudadano equipado con un motor eléctrico de 64 CV y con una autonomía de 130 Km.

 

El objetivo es colocar en el mercado europeo un total de 5.500 unidades en los próximos cinco años, de las que aproximadamente un 10% corresponderían a nuestro país.

El Grupo PSA ha sabido reaccionar y aprovechar su estrecha relación con Mitsubishi para poner en el mercado dos de los modelos que formarán el grupo de pioneros eléctricos de última generación para el mercado europeo. No es la primera vez que la compañía francesa pone en el mercado un vehículo eléctrico un tipo de producto que comercializa desde 1989, cuando comenzó a vender la versión con baterías del comercial de Citroën C15. Hasta hoy la marca ha construido versiones eléctricas de este modelo y de los Ax, Saxo y Berlingo. Sin embargo las ventas del nuevo C-Zero para las próximos cinco años igualan a las de todos los modelos anteriores en más de dos décadas, 5.500 unidades. Y es que la tecnología y las sensibilidades de clientes y administraciones han cambiado significativmente en este tiempo.

El Citroën C-Zero, que comparte plataforma con el Peugeot Ion y el Mitsubishi i-Miev, es un modelo especialmente pensado para la ciudad que es capaz de satisfacer las necesidades de movilidad urbana plenamente, con un maletero relativamente amplio, de 166 litros de capacidad, una autonomía de 130 kilómetros y e equivalente a 64 Cv de potencia, lo que permite al modelo alcanzar los 130 Km/h de velocidad punta. Su reducido tamaño, tan sólo 3,48 metros de longitud, y un diámetro de giro de tan sólo 9 metros son otro de sus avales para enfrentarse a la ciudad.
Como en la mayoría de los eléctricos, una de las claves del modelo son sus baterías. En este caso se trata de un conjunto compuesto por 88 células de ión litio de 50 Ah, lo que equivale a 16 Kwh de capacidad, con garantia de tres años que la compañía espera poder empliar próximamente a cinco años. La recarga de las baterías se realiza en una toma de corriente convencional en seis horas, si bien existe la posibiidad de recargar un 80% de las baterías en media hora en una toma trifásica de 400 v. Estas baterías alimentan a un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes que entrega un par motor de 180 Nm y que es capaz de impulsar al C-Zero desde parado hasta 100 Km/ en 15 segundos.

El modelo cuenta a demás con un equipamiento acorde con sus competidores de explosión, con seis airbags y dos fijaciones Isofix, además de ESp y ABS de serie como equipamiento de seguridad, a lo que se suman los retrovisores eléctricos, la climatización automática el encendido automático o el sistema E-Touch, un componente telemático especialmente útil para gestión de flotas. Éstas serán las que absorban la mayoría de las ventas del modelo, tanto en lo que se refiere a Administraciones públicas como a empresas, si bien el modelo estará disponible también desde un primer momento para el cliente particular.
La compañía aún no ha concretado el precio del modelo, si bien afirma que estará por debajo de los 30.000 euros, incluidas las ayudas del Gobierno a este tipo de modelos. Este posicionamiento es muy similar al del resto de competidores del aún exiguo segmento de los eléctricos generalistas. En este precio, además, estarían incluidas las ayudas concedidas por el Gobierno

 

 

 

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.