La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » La venta de coches en la UE-14, reactivada casi por completo a mediados de mayo
Internacional

La venta de coches en la UE-14, reactivada casi por completo a mediados de mayo

Los concesionarios de la mayor parte de los países de la región tendrán abiertas sus puertas para el día 11, para retomar una actividad en la que se prevén, a finales de año, caídas de hasta el 50%.

Operación dentro de un concesionario Volkswagen.

Cuenta atrás para que el mercado de la Unión Europea vuelva a estar a pleno rendimiento, tras unas semanas de paralización de la actividad que se han traducido en un descenso de las matriculaciones de un 55,1% durante marzo.

De acuerdo con la información obtenida por La Tribuna de Automoción de las asociaciones europeas de fabricantes de vehículos, para mediados de este mes, prácticamente la totalidad del grupo denominado UE-14 —el conformado por los países miembro antes de la ampliación de 2004— habrá puesto en marcha su red de concesionarios.

Dentro de este conjunto, Dinamarca, Finlandia y Suecia no llegaron a cerrar los puntos de venta, si bien implantaron protocolos de seguridad en sus centros, con sus correspondientes restricciones de aforo.

Por la parte de Alemania, Austria, España, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, y Portugal, han programado diferentes fechas de reapertura.

Los que antes se pusieron en marcha fueron Alemania y República Checa, que dieron luz verde el pasado 20 de abril, mientras que los últimos en sumarse serán Francia, donde las concesiones se reactivarán el 11 de mayo, y, en esa misma fecha —cuando previsiblemente comience la Fase 1—, España, si bien en nuestro país estos ya pueden funcionar desde el día 4 con cita previa, siempre y cuando no superen los 400 metros cuadrados. No obstante, la patronal Faconauto ha recomendado a los distribuidores que esperen al día 11.

Como excepción —Países Bajos y Grecia no proporcionaron respuesta al cuestionario enviado por este medio, mientras que Luxemburgo no cuenta con una organización de fabricantes de coches—, se alza Bélgica, donde todavía no se ha fijado una fecha para volver a abrir los puntos de venta. Tampoco tiene previsiones al respecto Reino Unido, fuera del club comunitario desde el pasado 31 de enero, y que se ha convertido en el país de la región con más víctimas mortales por la pandemia.

Aunque todavía es complicado medir las repercusiones que tendrá la expansión del coronavirus por el continente, algunas de las asociaciones ya han modificado sus estimaciones para el cierre del año, estableciendo caídas que llegan al 50% en comparación con los números de 2019.

Entre los mercados con más peso en Europa, Alemania —donde más coches se comercializaron el ejercicio pasado, 3,60 millones— aún no ha perfilado cómo será el desenlace del curso.

No obstante, sí lo han hecho los otros cuatro grandes. En este sentido, Francia es el que prevé un menor retroceso en sus ventas (-20%), seguido de Reino Unido (-25%). Peores son las perspectivas que guardan tanto Italia —donde el mercado caerá al menos un 30%—  como España, que apunta hacia una disminución de entre el 40% y el 45%.

En el listado general, también destaca el dato de Portugal, dado que considera que se registrará entre un -30% y un -50%. Con ello, la lusa se posiciona como la más pesimista en su estimación, entre las naciones consultadas.

Por el contrario, la que espera un menor tropiezo es Irlanda, de únicamente un 5%; la segunda en este sentido sería Suecia, donde 2020 podría terminar con un -18% en las ventas de coches, según sus cálculos.

Las asociaciones del automóvil piden medidas

Dado este contexto, las distintas asociaciones de fabricantes de automóviles ya han solicitado a sus respectivos gobiernos una serie de peticiones para atravesar, de la mejor forma posible, la crisis que se ha abierto en el sector. Por su extensión y detalle, sobresalen los programas preparados por Austria, Francia, Suecia y España.

El primero de ellos ha demandado, entre otras medidas, un paquete de incentivos para la promoción de vehículos eléctricos, así como una estrategia de renovación del parque, que podría incluir bonos para la compra de VN.

En el caso de los galos, han demandado que se refuercen las ayudas a todo tipo de vehículos durante un tiempo limitado, con el fin de avivar la demanda, lo que se sumaría a los apoyos para avanzar en materia de electrificación.

Este último es un eje importante para los suecos, que han presentado un programa de siete puntos para impulsar la "transformación verde", introduciendo, por ejemplo, "primas de desguace" para premiar el achatarramiento.

Por último, en lo concerniente a España, Anfac, Faconauto, Sernauto y Ganvam ya enviaron al Gobierno su plan de choque, que va a ser presentado hoy a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Este texto incluye una amplia batería de medidas para dar apoyo al sector, entre ellas, la petición de un programa de ayudas para la renovación del parque, con neutralidad tecnológica y una dotación de hasta 400 millones de euros.

Lea el reportaje completo sobre la situación del mercado en Europa en el nuevo número de La Tribuna de Automoción, ya disponible para su consulta en línea de forma gratuita

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.