La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » PSA adjudica a la fábrica de Vigo un nuevo vehículo, con el que se garantiza la actividad 10 años
España Fábricas General

PSA adjudica a la fábrica de Vigo un nuevo vehículo, con el que se garantiza la actividad 10 años

Ignacio Anasagasti / Madrid

El presidente del Grupo PSA, Carlos Tavares, confirmó ayer, con motivo de la entrega del premio Protagonista del Motor de El Mundo 2015, que el consorcio francés va a invertir 700 millones de euros hasta 2020 en España, para las factorías de Vigo y Madrid.

tribuna-automocion-psa

Ignacio Anasagasti / Madrid

El presidente del Grupo PSA, Carlos Tavares, confirmó ayer, con motivo de la entrega del premio Protagonista del Motor de El Mundo 2015, que el consorcio francés va a invertir 700 millones de euros hasta 2020 en España, para las factorías de Vigo y Madrid.

Dentro de esa inversión, cerca de 640 millones irán destinados a la producción de un nuevo vehículo en Vigo, cuya adjudicación oficial la acaba de comunicar Tavares al Comité de Empresa de la planta gallega. En una reunión de apenas media hora, el directivo indicó que el modelo será de "gran volumen", como ya se había señalado inicialmente, y que su montaje comenzará a finales de 2019 o principios de 2020. Además, precisó que, con la producción del K9 (nuevas Berlingo, Partner y Combo), que comenzará a principios de 2018, y la del nuevo coche, el centro vigués tiene garantizada la actividad durante al menos 10 años.

El automóvil asignado no ha sido concretado por el máximo responsable del fabricante, sin embargo fuentes del sector indican a La Tribuna de Automoción que podría ser uno del segmento C, con la silueta de Peugeot.

El presidente del grupo, ante las preguntas de los sindicatos, también señaló que Vigo tiene que seguir trabajando para mantenerse dentro de los tres primeros puestos del ranking de factorías del consorcio y que, de cara al futuro, una referencia tiene que ser la fábrica de Trnava, en Eslovaquia.

La adjudicación del nuevo vehículo se produce después de un acuerdo de competitividad para 2015-2019, firmado a finales de 2014 (sólo con el apoyo del SIT) y que supuso diferentes ajustes salariales, así como de un nuevo pacto social, respaldado por SIT, UGT y CC.OO., en el pasado mes de marzo, con el que se aprobaron varias medidas de flexibilidad, entre ellas tres Expedientes de Regulación de Empleo, uno extintivo y dos suspensivos, o la posibilidad de activar un cuarto turno para fines de semana y festivos.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.