La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Un ganador electrificado, el futuro del Dakar
Ecoauto General

Un ganador electrificado, el futuro del Dakar

La montura de los germanos ha cerrado muchas bocas tras la clausura de la carrera el 14 de enero, pues si bien no han logrado alzarse con el trofeo del touareg, la han cerrado con nada menos que cuatro victorias de etapa.

Audi RS Q e-tron de Carlos Sainz y Lucas Cruz en la jornada 8.

Tras un año de especulaciones, fotos filtradas y discusiones sobre tecnología, el Audi RS Q e-tron pisaba la arena de Yeddah, en Arabia Saudí el primero de enero de 2022. Una nueva edición del Dakar daba comienzo, pero a partir del primer banderazo de salida, nada volvería a ser como antes en el rally más duro del mundo. Y es culpa, evidentemente, de la marca de los cuatro aros, porque, junto a tres parejas estelares —Carlos Sainz con Lucas Cruz, Stéphane Peterhansel con Edouard Boulanger, y Mattias Ekström con Emil Bergkvist—, llevaba a las tierras de Oriente Próximo el primer coche electrificado que ha disputado una edición completa.

Muchos eran los detractores de este prototipo, precisamente por su carácter tecnológico, al asociarse tradicionalmente al Dakar un rol de vehículos más maltratados por las inclemencias del terreno, y un tratamiento mecánico más manual. Sin embargo, la montura de los germanos ha cerrado muchas bocas tras la clausura de la carrera el 14 de enero, pues si bien no han logrado alzarse con el trofeo del touareg —el catarí Nasser Al-Attiyah se hizo con su cuarto entorchado con puño de hierro—, la han cerrado con nada menos que cuatro victorias de etapa.

Teniendo en cuenta que hay un total de 12 días con tramos cronometrados, el automóvil teutón se ha llevado un tercio de los laureles árabes. Y además, han sido triunfos repartidos, pues en lugar de contar con un caballo ganador, como otras escuadras, desde Audi decidieron tratar de diversificar el peso de sus pilotos y copilotos —sobre todo tras la desastrosa segunda jornada, en la que la mayoría de participantes tiró sus opciones por errores en la navegación—. Así, Carlos Sainz se embolsó la tercera etapa con solo 38 segundos sobre el Toyota de Lategan; Ekstrom hizo lo propio en la séptima a 49” de su compañero Peterhansel y a 1’08” de Sebastien Loeb; y finalmente, el propio ‘Monsieur Dakar’ cruzaría la meta liderando en la décima, con 2’06” sobre Sainz —el madrileño también se llevaría la décimoprimera 24 horas después—.

Un eléctrico con tubo de escape

En lo práctico, el RS Q e-tron es un vehículo eléctrico de altas prestaciones. La tracción total de sus ruedas viene de dos motores eléctricos, uno por cada eje —limitados a 288 kW para cumplir la normativa—, por lo que el movimiento en sí es 100% cero emisiones. Para más inri, estos dos conjuntos están empacados en una unidad MGU prácticamente igual que el monoplaza FE07 desarrollado por Audi Sport para la pasada temporada de Formula E.

A estos dos propulsores les complementa uno de gasolina TFSI diseñado especialmente para este sistema, pues solo entra en funcionamiento para alimentar la batería de celdas redondas de 52 kWh cuando esta va dejando de tener capacidad —todas las mañanas, el modelo sale a la etapa con el 100% de la energía cargada—. Eso sí, la mecánica de combustión alcanza su pico de eficiencia entre las 4.500 y las 6.000 revoluciones por minuto —el rango medio de intensidad durante un tramo de estas características—, y su consumo se queda «muy por debajo de los 200 gramos por kWh».

Además, para lograr una mayor autonomía limpia, el conjunto cuenta con un tercer generador de corriente que capta el movimiento de rotación de las ruedas para convertirlo en energía; una innovación que se suma a la acción de su sistema IBS de frenado regenerativo.

Como apunte final, desde la marca anunciaron ya su regreso a las 24 Horas de Le Mans, y es de prever que, ante el buen funcionamiento y los resultados del Dakar, trasladen gran parte del know-how mecánico al prototipo de hypercar que están preparando para la temporada que viene —en la que, como principal novedad, el WEC ha incluido bajo su paraguas las pruebas de resistencia norteamericanas—.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.