La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Palomera (Seat): "El sector del automóvil está dispuesto a pagar el sobrecoste de la producción de biometano"
EcoautoEspaña

Palomera (Seat): "El sector del automóvil está dispuesto a pagar el sobrecoste de la producción de biometano"

Ignacio Anasagasti / Madrid

El director general de Seat España, Mikel Palomera, ha señalado que "el punto crítico para la supervivencia del gas en el futuro" es el desarrollo de la producción del biometano, que, si se empleara en la automoción, permitiría, en estos momentos, que un coche propulsado por este carburante sostenible tuviera un impacto en emisiones de dióxido de carbono menor que, incluso, uno 100% eléctrico movido por electricidad generada a partir de energías renovables, siempre y cuando se contabilizase todo el ciclo de vida, desde la producción hasta el uso.

palomer interiorrr

El problema radica en que en España, actualmente, la generación de biogás es casi inexistente, porque "el business case no funciona", por el sobrecoste que implica. No obstante el directivo apuntó que el sector del automóvil podría ser clave para resolver esta desventaja en los próximos años, debido a que "estaría dispuesto a pagar para que se aprovecharan las instalaciones", en referencia a las plantas que podrían abrirse, por ejemplo, en centros de depuración de aguas residuales o en vertederos de desechos orgánicos, recursos con los que es posible producir el gas verde.

Palomera, que lidera la estrategia internacional de Seat de GNC, advirtió, en su intervención en la presentación del VII Congreso de Gasnam (10 y 11 de abril en Madrid), de que el primer paso que hay que dar para avanzar en el desarrollo es "la aprobación por parte del Gobierno de los certificados de origen", lo que podría hacerse con entidades certificadoras independientes, "como Aenor". Hoy en día, este sistema, que sí se aplica en el sector eléctrico, no está operativo, por lo que no se está contabilizando el biogás que vierte a la red la única instalación española que lo hace, emplazada en el vertedero de Valdemingómez en Madrid.

Una vez validados los certificados, "haría falta que alguien comprara los metros cúbicos de energía producidos y que se fijara un precio". En este punto, el director general comentó el caso de Suiza, donde hay surtidores de GNC y biogás y el cliente puede optar por el segundo tipo de carburante "pagando más".

El uso en los coches del biogás, apuntó Palomera, "generaría un mercado de biocréditos" y la aplicación de la denominada "economía circular". En ese sentido, y dado el impacto competitivo en emisiones de CO2 de esos automóviles, reclamó que "el Gobierno debería dar soporte y concederles la etiqueta Cero de la DGT", como a los eléctricos. Asimismo, subrayó que la UE debería garantizar que esta movilidad contribuyese en mayor medida a la hora de calcular las emisiones medias de las marcas, en los diferentes objetivos que se han fijado en 2020 y 2021, así como en 2025 y 2030.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.