La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Faurecia deja atrás los números rojos
Componentes General

Faurecia deja atrás los números rojos

Faurecia abandonó los números rojos en el primer semestre del año, en el que tuvo un beneficio neto de 102 millones de euros, frente a la pérdida de 364,6 millones registrada en el mismo periodo del año pasado, anunció hoy el fabricante francés de componentes para el automóvil.

Faurecia abandonó los números rojos en el primer semestre del año, en el que tuvo un beneficio neto de 102 millones de euros, frente a la pérdida de 364,6 millones registrada en el mismo periodo del año pasado, anunció hoy el fabricante francés de componentes para el automóvil.

La compañía francesa cuenta con una fábrica en la localidad vallisoletana de Olmedo. Este resultado responde al fuerte incremento de ventas y a la mejora de la rentabilidad en todas sus actividades, según el comunicado difundido por la compañía, en el que anuncia una revisión al alza de sus objetivos para el conjunto del año, "en línea" con los fijados para 2012 y 2014.

La facturación de Faurecia en el primer semestre creció un 26,9%, hasta alcanzar los 6.825,9 millones de euros, frente a los 4.380 millones registrados en el mismo periodo del año pasado.

Su endeudamiento neto, a fecha de 30 de junio, se situó en 1.349 millones de euros, frente a los 1.470 del primer semestre de 2009.

Su margen operativo fue también positivo, de un total de 216,5 millones de euros (-187,3 millones en el primer semestre de 2009), lo que representa un 3,2% del volumen total de ventas.

Por zonas geográficas, sus ventas crecieron un 20,5% en Europa, un 29,6% en América del Sur, un 69,8% en Asia, y un 88,5% en América del Norte.

Para el segundo semestre de 2010, Faurecia espera "una bajada de la producción" de vehículos en Europa como consecuencia de la eliminación progresiva de los incentivos fiscales vigentes en la actualidad.

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.