La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Ifema cómplice de que Mercedes incumpla un pacto de caballeros
España General

Ifema cómplice de que Mercedes incumpla un pacto de caballeros

La marca alemana puso en riesgo la celebración del I Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible al preparar, a espaldas de todo el sector de la automoción, un stand de 1.000 metros cuadrados en el que exponía toda su gama de productos fueran o no ecológicos, con el consentimiento Ifema, lo que “indignó al resto de marcas”, que amenazaron con un plante colectivo.

La marca alemana puso en riesgo la celebración del I Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible al preparar, a espaldas de todo el sector de la automoción, un stand de 1.000 metros cuadrados en el que exponía toda su gama de productos fueran o no ecológicos, con el consentimiento Ifema, lo que “indignó al resto de marcas”, que amenazaron con un plante colectivo.

De esta forma, Mercedes, con la ayuda de Ifema, incumplía el acuerdo al que habían llegado todas las marcas de ocupar sólo 300 metros cuadrados para “minimizar los costes” del Salón. Un corsé que había perjudicado a marcas como Renault que veía como en este espacio no podían mostrar todas sus iniciativas ecológicas, pero que se ciñeron a los metros acordados por no perjudicar al sector.

El resto de fabricantes tuvieron conocimiento de la “deslealtad” de Mercedes, porque la casualidad hizo que el presidente de una marca encontrase el segundo stand de la entidad alemana, que estaba escondido en un pabellón vecino al 3 y al 5, que es donde se celebra la muestra. En este momento, empezó el tira y afloja entre el presidente de Aniacam, Germán López Madrid, que en representación de sus asociados presionó al presidente de Ifema, Luis Eduardo Cortés, para que cerrase el segundo stand de Mercedes.

Cortés se disculpó diciendo que no conocía el asunto y sólo actuó bajo la presión de las marcas, “no tenemos nada que negociar, queremos que Mercedes saque de ahí los coches”, denunciaron los fabricantes. Lo que es inexplicable es que una marca consiga ocupar una extensión de 1.000 metros cuadrados y meter toda una gama de vehículos, sin que el presidente del Ifema no tenga constancia del hecho.

Algo que indignó aún más a las marcas es que la “tradición” viniera justamente de la marca a la que perteneció el actual presidente del Salón Internacional del Automóvil Ecológico, Carlos Espinosa de los Monteros. Una coincidencia que desde las marcas se consideró “una tomadura de pelo”, .

Al final se va a celebrar el evento de Madrid, pero, según las marcas, la actitud de los organizadores “ha sido irresponsable”. La ruptura del pacto entre los fabricantes “es una mala noticia”.  Además, Ifema “no puede hacer tan mal las cosas”, se quejaba amargamente el representante de las marcas.

Con la promesa de que el segundo stand de Mercedes va a estar “cerrado a cal y canto” ha vuelto la calma tensa a la muestra madrileña. Vuelve la tranquilidad, pero la seriedad y el respeto a un sector que lleva muchos trabajando parece que queda definitivamente en Barcelona.

 

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.