La Tribuna de Automoción
Portada » Noticias » Hiriko, una puerta al futuro de la movilidad urbana
EcoautoEspañaGeneral

Hiriko, una puerta al futuro de la movilidad urbana

Este es el Hiriko, un coche eléctrico de diseño futurista que pretende contribuir a construir un nuevo concepto para la movilidad urbana.

tribuna-automocion-energia-ecoauto

Este es el Hiriko, un coche eléctrico de diseño futurista que pretende contribuir a construir un nuevo concepto para la movilidad urbana.

Se trata de un vehículo con una autonomía de 120 kilómetros, una velocidad máxima de 90 por hora y un precio en torno a los 12.500 euros. Para sus creadores, un grupo de empresas vascas, el Hiriko se perfila como el transporte urbano del futuro al recoger el término de citycar y establecer una nueva relación entre la ciudad, los ciudadanos y los vehículos.

El proyecto echo a andar a principios de 2010 y hoy se puede decir que se encuentra ya en la fase final antes de su comercialización. El espaldarazo definitivo lo ha recibido esta misma semana en una presentación en la Sede de la Comisión Europea donde el propio presidente, Durao Barroso aseguró que “proyectos como el coche eléctrico Hiriko son parte de la respuesta a la crisis”.

hiriko270bisTras la presentación, el presidente de Hiriko aseguró que cuenta con 20 empresas interesadas en abrir franquicias de este proyecto, con quienes se podrían cerrar los contratos para finales de año.

Antes, el coche tendrá que seguir su proceso natural antes de llegar a las tiendas. Todavía tiene que ser homologado por el Instituto de Tecnología Aeroespacial (INTA) y solucionar algunos problemas con las baterías.

El diseño futurista es obra de Frank Guery e incluye la capacidad del coche de plegarse para aparcar. El propio Echave afirmó que “donde aparca un coche convencional caben cuatro Hirikos”. No parece un argumento baladí en esos tiempos.

Alberto Gutiérrez Molinero/ Madrid

Comparte tu opinión

* Acepto la política de protección de datos.
Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.